La escasez de gas licuado afecta a 1.7 millones de familias cubanas

  • La isla sufre desde mediados de enero dificultades para importar GLP por las sanciones de EE.UU.
$!La escasez de gas licuado afecta a 1.7 millones de familias cubanas
Los proveedores se han negado a realizar las entregas planificadas del combustible

La escasez de gas licuado de petróleo (GLP) en Cuba, atribuida por el Gobierno al endurecimiento de las sanciones de Estados Unidos, afecta a aproximadamente 1.7 millones de familias, informó este miércoles la estatal Unión Cuba-Petróleo (Cupet), responsable del suministro de combustible en la isla.

“Estamos tomando todas las medidas para poder lograr un contrato a término y con todas las garantías, que permita restablecer el servicio”, declaró el jefe de combustibles domésticos de Cupet, Lucilo Sánchez Aquino, al diario estatal Juventud Rebelde.

Cuba sufre desde mediados de enero dificultades para importar GLP, un recurso esencial para cocinar en la mayoría de los hogares cubanos.

El Gobierno asegura que tenía programado recibir cargamentos de este producto a finales de diciembre de 2019 y principios de enero, pero los proveedores se negaron a realizar las entregas planificadas.

Las entregas, de acuerdo con fuentes oficiales, se cancelaron por las sanciones estadounidenses el año pasado a compañías estatales cubanas -como la Corporación Panamericana, responsable de acuerdos de energía y negocios internacionales- que podrían afectar a compañías, armadores, buques y aseguradoras de terceros países.

Ante esta coyuntura, el directivo de Cupet hizo un llamamiento a la población cubana para “que aplique todas las medidas de ahorro en sus casas” con el objetivo de “tener un mínimo de afectaciones”.

La crisis energética cubana abarca también el suministro de combustibles líquidos, que ha sufrido altibajos desde el pasado septiembre por la intermitencia en la llegada de buques petroleros, causando situaciones de desabastecimiento en las gasolineras del país.

A esto se suma la escasez de otros productos básicos, como los lácteos, cuya distribución se encuentra “afectada”, informó este miércoles el diario estatal Granma.

La crisis de lácteos afecta a la producción nacional y envasado de leche en polvo, yogur y helados, así como a las importaciones de este tipo de productos, según autoridades cubanas, que también atribuyeron este problema al recrudecimiento del embargo financiero y comercial a Cuba bajo la Administración del presidente estadounidense Donald Trump

En 2019 Washington aplicó nuevas sanciones a Cuba que han impactado con dureza en su economía, en represalia por la supuesta injerencia cubana en la crisis venezolana y su apoyo incondicional al presidente Nicolás Maduro.

Desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017, Trump ha endurecido la política hacia el país caribeño con reducciones del personal diplomático, el endurecimiento del embargo comercial, restricciones a los cruceros y limitaciones a los viajes de estadounidenses a la isla.

20200212 https://www.diariolibre.com

+ Leídas