Leche materna y el perfil lipídico en la infancia

$!Leche materna y el perfil lipídico en la infancia

Perfil lipídico es el conjunto de pruebas que se hacen en el laboratorio para determinar el estado de las grasas o lípidos corporales. Un estudio publicado en la Revista Cubana de Pediatría, Vol. 87, No. 2, abril-junio/2015, titulado “Duración de la lactancia materna exclusiva, estado nutricional y dislipidemia en pacientes pediátricos “concluyó, que el abandono precoz de la lactancia materna trae complicaciones a corto y largo plazo. Que de los niños que abandonaron precozmente la lactancia materna exclusiva el 81 % presentó malnutrición y el 74 % aumento de triglicéridos”.

La OMS estima que en un total de 94 países pobres la población menor de 1 año presenta una tasa de lactancia materna exclusiva en los primeros cuatro meses de un 35 %, mientras que en la RD solo el 4.7 % de las madres amamantan. Un indicador de bajo nivel educacional y un subdesarrollo marcado en el contexto mundial actual.

El uso de fórmulas maternizadas tempranamente está justificado en condiciones muy especiales o cuando la madre se reintegra a su trabajo. Pero, negarle el seno materno a un bebé desde el momento mismo de su nacimiento, en un país pobre, para beneficiar a la industria y beneficiarse personalmente, debe ser considerado un crimen, cuando esa negación proviene de personas que están muy bien informadas.

Una investigación reciente reconfirma que la leche materna tiene más colesterol que la leche de fórmulas, y que los niños amamantados tienen un metabolismo y síntesis de colesterol a los 17 años diferente a aquellos que no se amamantaron. Estudiaron 3, 261 niños en una cohorte de niños chinos de Hong Kong, por sexo, peso al nacer, edad gestacional en semanas, paridad de la madre, características del embarazo, nivel educacional, edad y lugar de nacimiento de los padres. Concluyendo: que la lactancia materna exclusiva en los primeros 3 meses de vida comparada con la alimentación artificial, se asoció a un colesterol bajo y a concentraciones bajas del colesterol malo en esos mismos niños a los 17 años. Evidenciando una vez más, que la lactancia materna exclusiva en los primeros meses promueve un perfil lipídico saludable con implicaciones beneficiosas cardiovasculares a lo largo de toda la vida.

+ Leídas