Una madre primeriza desesperada...

$!Una madre primeriza desesperada...

Pregunta: Doctora, hace 7 meses tuve a mi princesa y de verdad que ha sido una bendición, pero no puedo negarle y debo ser sincera si quiere entender lo que me pasa y es que me siento desbordada, por momentos siento que no puedo con tanta responsabilidad. Mi esposo trabaja, y también me ayuda, pero por momentos no sé si lo estoy haciendo bien, pues me desespero con sus llantos, pero la cargo, siento que no tengo tiempo para nada. Quiero dormir, quiero descansar y eso me hace sentir una mala madre.

Respuesta: Querida, esto que sientes es natural; tu mente y cuerpo se están adaptando a una dinámica distinta, que incluye un ser que depende de ti por completo, que demanda atención, tiempo y fuerza. No te sientas una mala madre. Cada persona aprende y se adapta a sus etapas de distintas formas.

Es importante mencionar que reconociste que este cambio te ha alterado emocionalmente y ya ese es un gran paso que descarta por completo que seas una “mala madre”, al contrario, eso demuestra el amor que tienes por tu hija y la gran preocupación que te genera el no dar lo mejor de ti en su cuidado.

Siempre ten presente lo importante que es contar con la ayuda de tu pareja y/o tus seres queridos. Que alguien te releve en el cuidado de tu niña te va a servir para tomar descansos cortos que te recarguen las energías. Aprovecha ese tiempo para ti, para dormir o para relajarte, para hacer actividades que disfrutes. Si tú te sientes bien, tu hija también se sentirá bien.

Libérate de la culpa, nadie nace sabiendo cómo serán las cosas, las aprendemos en el camino. Por eso te recomiendo que no te desesperes y disfrutes el ser madre sin tanta presión. Ahora bien, si lo consideras necesario, la orientación de un profesional de la conducta humana nunca está de más. Este te puede ayudar a identificar y manejar lo que sientes a través de las herramientas más favorecedoras para ti, para la madre que quieres ser.

+ Leídas