Por qué comer chocolate es más saludable de lo que piensas

  • Si su aroma, su presentación y su sabor no fuesen estímulos suficientes para consumir cacao, varias investigaciones señalan que este es un alimento beneficioso para la salud
$!Por qué comer chocolate es más saludable de lo que piensas
Solo los productos con más de un 60% o 70% de cacao en su composición tendrán estos efectos beneficiosos.

En forma de bombones, en polvo o en la clásica tableta, a casi todo el mundo le encanta el cacao, un regalo universal que se prodiga en las celebraciones más especiales. Pero, además, como indican diferentes especialistas, se trata de un producto beneficioso para la salud.

“Una de las propiedades más importantes que se atribuyen al cacao natural es su efecto protector sobre el sistema cardiovascular, capaz de prevenir complicaciones cardiovasculares al retrasar la aparición y el desarrollo de los principales factores de riesgo vascular como la hipertensión, la diabetes o los trastornos de los lípidos de la sangre”, indica Ramón Estruch, consultor sénior en Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona.

Los flavonoides

En este sentido, “se cree que muchas de las propiedades terapéuticas del cacao pueden atribuirse a los flavonoides, unos componentes en los que los granos del cacao son especialmente ricos”, manifiesta el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC por sus siglas en inglés). Los flavonoides son compuestos naturales que se hallan en las plantas y en los alimentos y bebidas de origen vegetal, como las leguminosas, en frutas como la manzana y las uvas y en el cacao, entre otros. “Al parecer, tienen un papel funcional, ya que ayudan a la planta a reparar daños y la protegen de plagas y enfermedades”, describe el EUFIC. Asimismo, apunta que el consumo regular de frutas y verduras ricas en flavonoides reduce el riesgo de padecer distintas enfermedades crónicas.

Los flavanoles son un tipo de flavonoides presentes en el cacao. Así, María Ángeles Martín Arribas, miembro del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) , subraya que el cacao posee un gran número de componentes que pueden ser beneficiosos para nuestra salud. Ejemplo de ello son las metilxantinas como la teobromina y los minerales como el magnesio, el fósforo o el calcio.

“Pero, sin lugar a dudas, los componentes del cacao que mayores efectos beneficiosos pueden ejercer en nuestra salud son los compuestos antioxidantes que posee, conocidos con el nombre de polifenoles y, en concreto, un tipo de ellos: los flavanoles”, destaca la experta. Por su parte, Martín Arribas detalla que los flavanoles constituyen una de las principales fuentes de antioxidantes de la dieta y afirma que, “desde hace algunos años, se sabe que muchos de ellos pueden actuar también como agentes antiinflamatorios, antimicrobianos o antivirales. Por lo tanto, pueden tener efectos beneficiosos frente a numerosas enfermedades”.

Por qué comer chocolate es más saludable de lo que piensas
Elasticidad de los vasos sanguíneos

Del mismo modo, María Izquierdo, profesora de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona, manifiesta que estudios experimentales y epidemiológicos han asociado el consumo de flavanoles con una reducción de los niveles de tensión arterial, que es un factor de riesgo muy importante de las enfermedades cardiovasculares.

Además, Margarida Castell, catedrática de Fisiología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona y miembro del Instituto de Investigación en Nutrición y Seguridad Alimentaria (INSA), explica que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ha reconocido “el papel del cacao en el mantenimiento de la elasticidad de los vasos sanguíneos y, por tanto, su utilidad en la prevención de la hipertensión”. No obstante, a la hora de consumir cacao es necesario elegir el producto adecuado para poder beneficiarnos de sus propiedades saludables.

Así, la doctora Martín Arribas puntualiza que, aunque el cacao es la base principal de los chocolates y mezclas solubles que hay en el mercado, la mayoría de estos productos tienen un pureza relativamente escasa pues contienen menos del 40% de cacao y, por tanto, también tienen menos flavanoles, los antioxidantes presentes en la materia prima original. “Solo los productos con más de un 60% o 70% de cacao en su composición y aquellos en los que se analice y certifique el contenido polifenólico presentan esos potenciales efectos beneficiosos”, subraya.

“Cuanto mayor sea el contenido de cacao, mucho más saludable será”

De igual manera, la Fundación Española del Corazón recalca que no todo el chocolate es igual de bueno. “Cuanto mayor sea el contenido de cacao, mucho más saludable. Hay que olvidarse del chocolate con leche y del blanco, ya que su alto contenido en grasas saturadas y azúcar reduce las propiedades beneficiosas del cacao. Así, el más recomendable es el chocolate oscuro y amargo”, aseguran desde ese organismo.

En este sentido, también es muy importante no excederse con la cantidad de cacao que consumimos. “Los resultados de los que disponemos hasta el momento no nos permiten hacer recomendaciones más allá de un consumo moderado de cacao, esto es, aproximadamente unos 10 o 20 gramos de cacao o de chocolate negro rico en cacao al día. Además, debe tomarse como complemento a otros alimentos en los que estos polifenoles sean abundantes, como las frutas, las verduras y las legumbres”, manifiesta la doctora Martín Arribas.

Por otra parte, distintos estudios señalan que el consumo regular de cacao natural es capaz de elevar el colesterol HDL, denominado comúnmente colesterol bueno, y que se encarga de recoger y devolver al hígado el colesterol LDL o colesterol malo. “Merece destacarse que esta propiedad de incrementar el colesterol HDL se debe a un compuesto concreto del cacao, que se llama teobromina, y que no se halla por igual en todos los productos derivados del cacao que podemos encontrar en el mercado”, afirma el doctor Estruch.

Además, la Fundación Española del Corazón advierte de que los beneficios del cacao no resultan tan provechosos para el organismo si no se acompañan de unas pautas de alimentación equilibrada y actividad física habitual. “Por supuesto, aquellas personas que tienen contraindicada la ingesta de chocolate por algún motivo han de seguir siempre la prescripción de su médico”, añade esta entidad.


Texto: Purificación León

20200913 https://www.diariolibre.com

+ Leídas