Sexualidad: ¿qué es el “squirting” y cómo lograrlo?

  • El ‘squirting’ y la eyaculación femenina son respuestas distintas, experimentadas durante la excitación sexual de la mujer, te contamos cuáles son sus diferencias y cómo conseguirlas
$!Sexualidad: ¿qué es el “squirting” y cómo lograrlo?
La “eyaculación femenina” es considerada una de las experiencias sexuales más desconocidas de la historia.

Cuando las mujeres inician su vida sexual son muchas las cosas que empiezan a descubrir. Entre ellas están: cómo se siente un orgasmo y cómo llegar a él, el squirting y, por supuesto, la eyaculación femenina que, dicho sea de paso, nada de lo antes mencionado se refiere a lo mismo.

La “eyaculación femenina” es incluso considerada como una de las experiencias sexuales más desconocidas de la historia. Por lo general muchas mujeres no reconocen la diferencia de una cosa y otra, y describen el orgasmo como una expulsión de fluidos que se experimenta durante la excitación sexual. Pero, según investigaciones, cada mecanismo se compone de fluidos distintos y se logran con estimulaciones distintas.

Si tu guía han sido las imágenes de porno, es tiempo de que desmontes esa idea. La eyaculación femenina no tiene nada que ver con ellas. Según una publicación de @redlights.es “squirt no es la eyaculación femenina”.

“El squirt o squirting consiste en una expulsión de un líquido transparente que sale por la uretra desde la vejiga ante una determinada estimulación sexual. Este líquido es una mezcla entre urea, agua, ácido úrico y creatinina”, afirman en la publicación.

La sexóloga Silvia Pastells plantea que el squirting es la expulsión de una cantidad variable de orina diluida durante la actividad sexual o el orgasmo, que se parece al agua clara y se suele vivir como algo positivo que potencia la vida sexual. Sin embargo, algunas mujeres se lo reprimen por vergüenza.

Según un artículo publicado en Cuídate Plus, Silvia Pastells aclara: “Las mujeres segregamos fluidos durante la actividad sexual desde la vagina (la lubricación), la vejiga urinaria (el squirting) y la próstata femenina o glándulas de Sekene (la eyaculación femenina). A veces el squirting contiene también secreciones de la próstata”.

Por eso suele confundirse una cosa con la otra, pero existe una diferencia estricta entre ambos términos (squirting-eyaculación femenina) ya que ambas respuestas son producto, normalmente, de elevados estados de excitación femenina, pero en base a mecanismos diferentes.

Al explicar mejor qué es la eyaculación femenina la sexóloga afirma que se refiere “a una cantidad menor de fluido espeso y blanquecino, más parecido a la eyaculación masculina, que segregan de forma involuntaria las glándulas de Skene (la próstata femenina). Estas glándulas expulsan el fluido por los orificios situados en ambos lados de la uretra”.

¿Se disfruta más un squirting que el orgasmo?

Según la publicación en el portal de educación sexual, no se disfruta igual porque se trata de otro tipo de reacción de nuestro cuerpo ante la estimulación sexual. Es decir, es placentera per se, y no hay que compararla con otras reacciones o respuestas.

¿Cuándo sucede y cómo se estimula?

Para sentir un “squirting” no hay que experimentar un orgasmo, pero a la mayoría de las mujeres les sucede justo antes o durante el orgasmo y se produce por la estimulación profunda del clítoris. “La estimulación profunda del clítoris puede bastar para que se produzca el squirting. Por ejemplo, algunas mujeres informan que durante la estimulación del clítoris con juguetes sexuales, como el succionador de clítoris, han vivido por primera vez el squirting”, afirma Pastells.

En RedLights plantean que también con la estimulación del punto G (o más bien zona G) y de la parte externa del clítoris, suele resultar más sencillo.

Si nunca has experimentado un squirting y quieres intentarlo, la recomendación está enfocada en la estimulación del clítoris y el punto G: “Busca una buena postura. Puedes utilizar uno o dos dedos en el interior de la vagina y estimular la pared anterior, la que va hacia el ombligo. Juega, siente, tócate, experimenta, céntrate en las sensaciones, deja que crezca la excitación y aunque sientas deseos de orinar sigue y relaja la musculatura”, comenta Pastells.

No todas lo logran

Según la tienda y portal de educación sexual, las mujeres no pueden obsesionarse por lograr sí o sí el “squirting”, porque muchas simplemente no consiguen experimentarlo y esto está bien. Además muchas otras mujeres que sí lo logran les da vergüenza porque la sensación puede parecerse a la de orinar y eso las bloquea. “Lo importante, lo más importante, es que disfrutes de tus encuentros sexuales más allá de buscar objetivos muy concretos”, afirman en la publicación.

20201002 https://www.diariolibre.com

Temas

Sexo
Mujer

+ Leídas