La moda ‘made in RD’ se reinventa en un año de grandes desafíos

  • Los diseñadores locales se enfrentan a una realidad que nunca imaginaron, pero la toman como una oportunidad para reinventarse

Para nadie es un secreto que la moda ha sido uno de los sectores más afectados por la pandemia. Lo hemos visto en el ámbito internacional, con un sinfín de firmas que han tenido que adoptar medidas para hacer frente a los nuevos tiempos con la intención de seguir a flote, y República Dominicana no es la excepción. Los diseñadores locales se enfrentan a una realidad que nunca imaginaron, pero que toman como una oportunidad para reinventarse.

Al menos así lo considera Giannina Azar, quien dice que la industria de moda dominicana ha asumido la crisis sanitaria con optimismo y a disposición de lo que demanda la nueva normalidad. “Cada uno de nosotros (los diseñadores) hemos optado por líneas de ropa más casual y colecciones más pequeñas, de modo que el cliente pueda adquirirlas de manera fácil, ya que son prendas cotidianas, de uso diario”, indica.

La moda ‘made in RD’ se reinventa en un año de grandes desafíos
“El diseñador, estilista y cualquier experto en el área debe darse la oportunidad de descubrir una nueva dirección para su quehacer que se adapte a los nuevos tiempos”
Anny Abate, diseñadora y ‘fashion critic’

Esa es una idea con la que concuerda la también diseñadora Anny Abate. La fashion critic agrega que, además de crear colecciones que vayan de la mano de la comodidad, la industria debe aceptar que ahora la moda ha pasado a un segundo plano. Esto, como respuesta a que nuestras interacciones físicas ya no son sociales, sino familiares, y que la prioridad son las necesidades básicas.

Renunciar a los desfiles presenciales y al contacto directo con el público, representa uno de los retos que más le ha costado asimilar a Giannina. “Con los desfiles virtuales hemos tenido que sacar de donde no hay... No ver al público aplaudiéndonos, llenando esas grandes salas como estábamos acostumbrados (ha sido un reto). Realmente necesitamos de ese calor humano, porque, como siempre digo, sin nuestro público no somos nada”, revela.

La diseñadora Giannina Azar.
La diseñadora Giannina Azar. ( )

En términos de producción y comercialización, los desafíos son muchos. Y es que, desde la cadena de suministro, hasta la producción, siguiendo con la venta directa e indirecta, todas las áreas y todos los niveles se han visto afectados por la situación global producto del COVID-19, según comenta Carlos De Moya. “Ahora debemos tener otros valores agregados a nuestros productos, luchar con los requerimientos de salud para continuar produciendo, además de lidiar con una gran baja en las ventas”, asegura el diseñador y docente.

Tampoco se puede obviar el factor económico, pues mantenerse vigentes conlleva hacer grandes esfuerzos para digitalizar la marca, financiar colecciones para seguir ofreciendo piezas nuevas y montar producciones pequeñas. ¿Lo peor de todo? Hay que asumir esos compromisos sin tener la certeza de que las ventas sustentarán las inversiones.

Sobrevivir sin shows, ¿es posible?
Desfile de Giannina Azar en DominicanaModa 19.
Desfile de Giannina Azar en DominicanaModa 19. ( )

Año tras año, la industria local aprovecha la plataforma que ofrece DominicanaModa como una herramienta creativa para presentarse ante el público. Sin embargo, en esta ocasión, al igual que como ha pasado con las grandes capitales del mundo, el evento tendrá lugar de manera virtual.

Para Carlos De Moya, esto, en vez de ser visto como un ancla para las marcas locales, es todo lo contrario; es una oportunidad para buscar otras alternativas de llevar la moda a los espectadores e incluso de conectar con nuevos clientes, como han hecho firmas internacionales. “Marc Jacobs y Valentino, por ejemplo, en medio de la pandemia lanzan colecciones en el videojuego ‘Animal crossing: new horizons’, esto captó nuevos clientes y los conectó con una audiencia más joven. Travis Scott hizo un concierto en Fortnite, donde reunió a más de 27 millones de personas”, explica, añadiendo que la experiencia del consumidor con una marca va más allá de un desfile.

La moda ‘made in RD’ se reinventa en un año de grandes desafíos
“El espectáculo ha continuado, solo que hemos visto hasta donde los ojos nos permiten ver y no observamos bien que la experiencia del consumidor con una marca va más allá de un desfile”
Carlos De Moya, diseñador y docente

Lograr que la moda se recupere de esta crisis, dice el diseñador, va muy ligado con la inversión en el terreno digital. Plantea que, si todas las firmas se enfocan en digitalizar sus canales de venta, es más fácil identificar dónde hay que hacer mayores esfuerzos o, mejor aún, cuáles acciones han dejado mejores beneficios, así como el comportamiento y los gustos de los clientes.

“Otra manera de recuperarse es trabajar en conjunto, hacer equipo, retroalimentarnos como sector unos con otros y respaldarnos”, cita, al tiempo que concluye diciendo que recibir un respaldo más directo por parte del Estado, también contribuiría en gran medida al desarrollo de las marcas dominicanas.

20201126 https://www.diariolibre.com

Temas

Moda

+ Leídas