Patricia Padrón, diseños conscientes e inclusivos

  • “El consumidor se empieza a interesar en la composición del tejido y en leer el “MADE IN...”
$!Patricia Padrón, diseños conscientes e inclusivos
Patricia Padrón.
Image

Las piezas de colección Primavera Verano 2019 de la diseñadora venezolana Patricia Padrón parecen origamis con curvas. Su capacidad para entallar con precisión usando siluetas arquitectónicas es fascinante... y aún más que sea una marca hispana, consciente e inclusiva.

En esta nueva colección haces algo con el vuelo, que tanto se asocia a la contemporaneidad latinoamericana, y le das un giro con la asimetría y los rasgados. ¿De dónde viene eso?

Forman parte de mi ADN creativo: el deshilachado, la asimetría, la prenda “sin rematar” son características esenciales de lo orgánico y natural, de lo que me suele inspirar.

Al presentarla ahora en París, ¿qué te sorprendió de la respuesta de los compradores potenciales y las consumidoras?

En general elogian mucho el dominio del volumen, la calidad de la materia prima y de los acabados de la prenda. Esta vez disfrutaron mucho de la paleta de colores.

Algo sorprendente: tus vestidos llegan hasta la talla 48, algo muy poco usual en el nicho al cual te diriges. ¿Por qué has tomado esta decisión?

La inclusión para mí es fundamental. A través de mi marca quiero hablarle a todas las mujeres que quieran sentirse valoradas, queridas y apreciadas, sean como sean y vengan de donde vengan.

Si bien como consumidores le estamos demandando al fast fashion que sea más consciente, tendemos a darle permiso a la moda de alta gama para ser más derrochadora en manufactura y procesos. ¿Crees que eso está cambiando?

Definitivamente: la humanidad está cada vez más consciente. El consumidor se empieza a interesar en la composición del tejido y en leer el “MADE IN...”. Esto también pasa con marcas y con diseñadores, ya que empezamos a ser más conscientes sobre nuestros recursos. En Patricia Padrón ese siempre ha sido nuestro norte: crear una marca desde el respeto y la conciencia a todo nivel.

De hecho, el lino está volviendo con fuerza. Mi teoría es que después de tantos años de textil procesado estamos volviendo a enamorarnos de los géneros más naturales.

¿Por qué te has decidido por esta tela para vestidos como el Kina?

Soy una enamorada de lo natural, y esto incluye las fibras naturales, por supuesto. El lino es uno de mis géneros favoritos: es fresco, delicado, elegante, cómodo y hasta fácil de planchar. ¡Lo tiene todo!

Teniendo Madrid como nuevo hogar, ¿cómo evalúas la escena allá para un diseñador latinoamericano que quiera expandir su mercado?

Gracias a que se empiezan a tomar en cuenta otros mercados, siento que Madrid se está viendo tocada y beneficiada por este nuevo interés. Hay un no-sé-qué en el ambiente que promete.

También realizas la manufactura en Madrid. Aparte del hecho de que resides ahí, ¿hay alguna otra razón?

Toda la producción es local porque en España hay una herencia en moda riquísima, con excelentes manos y excelentes profesionales del sector, que dominan perfectamente el oficio.

¿Crees que ser latinoamericana hoy en París te concede un poder blando ante la competencia?

Todo lo contrario: el latinoamericano ha tenido poco voto y poca voz en la moda desde siempre, a pesar de haber tenido figuras importantes como Oscar de la Renta y Carolina Herrera. Lo cierto es que creo que las grandes industrias empiezan a girar la cabeza hacia Hispanoamérica y España, y que algo nuevo empieza a darse –pero esto nada tiene que ver con concedernos un poder blando–.

20181109 https://www.diariolibre.com

+ Leídas