Sin opulencia pero hermosos, así son los vestidos de novia en la pandemia

  • Adaptarse o esperar a un futuro incierto son las opciones para las parejas que desean darse el sí quiero
$!Sin opulencia pero hermosos, así son los vestidos de novia en la pandemia
El gran protagonista de las nupcias es el entusiasmo de los contrayentes. (Asos.com)

Muchas bodas han sido anuladas o pospuestas a raíz de la pandemia, pero muchas otras simplemente han cambiado, celebrándose en círculos pequeños o en “streaming”. Lo que también ha cambiado son los vestidos de novia, que en una versión “low cost” de tiendas como Zara o H&M remplazan los convencionales vestidos a medida o de grandes firmas.

Vestirse de novia a precio de cualquier prenda del clóset es posible, y es una de las opciones escogidas por muchas novias durante la pandemia. Zara, H&M o Asos ya no son solo tiendas de “street wear” o moda casual. Si hace un tiempo lanzaron sus propias líneas de vestidos de fiesta, ahora lo hacen con creaciones de novia, confeccionados con materiales más baratos y siguiendo las tendencias del momento.

Image

Con la llegada del COVID-19, muchos enlaces y sus respectivas celebraciones se han visto pospuestas. Y mientras abrazos, multitudes y largas fiestas han de esperar, “adaptarse o morir” sigue siendo una máxima para todos aquellos que, hasta entonces, optan por darse el “si quiero” en privado, una opción para la que los vestidos de novia “low cost” se han convertido en caballo ganador.

El gigante de ventas online ASOS ofrece una amplia gama de vestidos de novia, con cortes, estilos y hasta presupuestos -siempre bajos- para todos los gustos, donde se incluyen además y como sello del conglomerado británico, trajes de tallas grandes. En una gama que va desde treinta euros a doscientos, las opciones son tantas como en un catálogo especializado.

De entre todos, uno de los que cuenta con más valoraciones es una versión en pura tendencia por el precio de treinta euros. Escote en V, espalda al aire y cintura entallada de aire romántico forman un diseño rebajado de su precio de lanzamiento, 110.99 euros (menos de 10,000 pesos dominicanos), que da espacio a infinitas posibilidades y combinaciones.

H&M propone un modelo más clásico con cuerpo de encaje, cintura entallada con cremallera invisible y escote de corazón. Un modelo a la venta por 119 euros que, además, puede pagarse en tres plazos diferentes y cuenta con una rebaja de casi ochenta euros de su precio original.

Image

La personalización juega un papel importante a la hora de decantarse por un vestido de novia. Una razón por la que muchas eligen vestidos realizados a medida, en los que cada pequeño detalle puede ser escogido a la carta. Un aspecto que, lejos de perderse al comprar un vestido en cadenas de ropa que siguen el modelo “fast fashion”, (por el que se producen muchas unidades de un mismo diseño) también es posible en esta modalidad.

Prueba de ello es la boda de María del Pozo Yébenes, cuyo vestido se ha convertido en uno de los más virales en Instagram durante la época de la pandemia, al incorporar a un vestido de Zara de setenta euros un par de hombreras marcadas, modificando el vestido a su gusto añadiéndole una tendencia del momento que marca la diferencia.

Image

Del Pozo, cuya boda se vio aplazada a tan solo diez días de la celebración por motivos de seguridad cuando comenzó la pandemia, cambió su vestido de la firma Inés Martín Alcaide por uno de Zara, en un enlace íntimo con sus padres y amigos, posponiendo la gran celebración para el 2021.

Image

De la nueva colección “Limited Edition”, en color blanco roto y con pequeños bordados de aire romántico, la apuesta de esta novia demostró que adaptarse a los cambios es la mejor alternativa, y que, además, puede hacerse con mucho estilo y sin renunciar a darle un toque personal, por lo que también añadió una cinta de tul a su peinado a modo de velo.

Opciones diferentes a las convencionales que ofrecen nuevas vías adaptadas a las ceremonias en la era del COVID-19, en las que, aunque en circunstancias diferentes, darse el “si quiero” sigue siendo posible.

20201111 https://www.diariolibre.com

+ Leídas