Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Grupo Wagner
Grupo Wagner

Mercenarios del Grupo Wagner entregan sus armas al ejército ruso

Entre las armas entregadas había más de 2,000 equipos, como tanques, lanzacohetes, artillería pesada y sistemas de defensa antiaérea

Mercenarios del Grupo Wagner están completando la entrega de sus armas a las fuerzas armadas rusas, informó el miércoles el Ministerio de Defensa, medida que sigue a la breve rebelión del ejército privado ruso el mes pasado con la que desafió a la autoridad del Kremlin.

El desarme de Wagner refleja las labores de las autoridades para desactivar la amenaza que representó, y también parece presagiar el fin de las operaciones del grupo mercenario en la guerra en Ucrania.

Persiste la incertidumbre sobre el destino del jefe de Wagner, Yevgeny Prigozhin, y los términos de un acuerdo que puso fin a la rebelión armada al ofrecer amnistía para él y sus mercenarios junto con el permiso para trasladarse a Bielorrusia.

Entre las armas entregadas había más de 2,000 equipos, como tanques, lanzacohetes, artillería pesada y sistemas de defensa antiaérea, junto con más de 2,500 toneladas de municiones y más de 20,000 armas de fuego, dijo el Ministerio de Defensa.

El lunes, Moscú informó que Prigozhin y 34 de sus principales oficiales se reunieron con el presidente Vladímir Putin el 29 de junio, cinco días después de la rebelión. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que los comandantes de Wagner prometieron lealtad a Putin y que estaban listos para “seguir luchando por la Madre Patria”.

Putin denunció la revuelta como un acto de traición cuando comenzó y prometió un duro castigo para quienes participaron en ella, pero el caso penal contra Prigozhin se abandonó horas después como parte del trato. Al mismo tiempo, el jefe de Wagner aparentemente aún podría enfrentar un enjuiciamiento por irregularidades financieras u otros cargos.

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, que negoció el acuerdo que puso fin al motín, dijo la semana pasada que su país ofreció campamentos a Wagner, pero hizo notar que Prigozhin estaba en Rusia y que sus soldados permanecían en sus campamentos en su país.

La rebelión representó la mayor amenaza para Putin en sus más de dos décadas en el poder, a pesar de que Prigozhin afirmó que no iba en contra de él, sino contra los jefes militares.

TEMAS -

Noticias y servicios que extienden el alcance global de la cobertura basada en hechos