• 1

|Asesinatos|
| 12 FEB 2018, 12:00 AM

Psiquiatras sugieren junta de expertos estudie salud mental autor de cuatro crímenes

Profesionales de la salud mental y sicofarmacología exponen sus puntos de vista sobre horroroso hecho

Víctor Alexander Portorreal mientras era conducido ayer ante el Tribunal de Atención Permanente.
Víctor Alexander Portorreal mientras era conducido ayer ante el Tribunal de Atención Permanente.
20180212 https://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. El cuádruple asesino Víctor Alexander Portorreal debe ser sometido a estudios psiquiátrico, neuropsicológicos y morfológicos, que incluyan imágenes de sonografía craneal, neuroradiológica y de espectrocospia, para determinar qué lo llevó a matar a su pareja y a los tres hijos de ésta.

Partiendo de sus inferencias, por lo que se ha publicado del caso, los psiquiatras Vicente Vargas, César Mella y Héctor Guerrero Heredia, coinciden en que una junta de expertos en salud mental y neuropsicología deben evaluar a Portorreal, de quien presumen, debe tener una enfermedad psiquiátrica y un trastorno severo de la personalidad que lo condujo a cometer los crímenes.

No obstante, aclaran que, independientemente de que se le diagnostique un trastorno mental, eso no lo exime del castigo que le corresponde por los hechos que cometió y admitió.

Vargas opina que es importante determinar si tiene antecedentes psiquiátricos.

Para Mella, se está frente a un psicópata de alta peligrosidad y parte de la forma en que cometió los asesinatos.

De su lado, Guerrero Heredia dice que el joven asesino tiene un disturbio mental severo, lo que no quiere decir que esté loco, sino que debe tener un fuerte trastorno de la personalidad y la que más se infiere es la antisocial. Considera que su cerebro debe ser estudiado en profundidad.

Opinión de un sociólogo
Opinión de un sociólogo

El sociólogo Celedonio Jiménez opina que el caso de Portorreal es una clara expresión de la inestabilidad extrema que afecta a la sociedad, con una gran acumulación de factores negativos: problemas familiares, desempleo, desigualdad social, violencia. Dijo que la manera en que ocurrió el hecho demuestra esas perturbaciones.

César Mella
César Mella

Primero es un feminicidio, segundo es un infanticidio múltiple, tercero se produjo un planeamiento macabro, porque los asesinatos fueron cometidos en serie.

Cuarto, el individuo en su comportamiento aparentemente normal, demostró algunas tendencias filosóficas, religiosas o culturales que no son común en la sociedad dominicana y quinto, no ha demostrado signos de arrepentimiento, porque en esos casos se espera que el homicidio se acompañe de un suicidio autojusticia, de modo que, aún cuando estamos frente a un psicópata desarmado, de alta peligrosidad, ni siquiera la psiquiatría puede tener una explicación definitiva de lo que ocurre en el cerebro de esa persona.

Vicente Vargas
Vicente Vargas

El acontecimiento es horroroso y a partir de ahí infiere en que el asesino tenga una enfermedad psiquiátrica que no lo exime de la responsabilidad de un hecho como ese, porque siempre la gente parte que si el individuo tiene un diagnóstico psiquiátrico quede libre de la responsabilidad. Ese no debe ser el caso. Por lo que se ve, parece ser una persona que lo que hizo, lo hizo calculado y premeditado.

Héctor Guerrero Heredia
Héctor Guerrero Heredia

Desde que se publicó el hecho, ha estado buscando información y analizando el caso, y lo primero que puede decir es que le gustaría que se formara una comisión de psiquiatras y evalúen a ese paciente desde el punto de vista psiquiátrico, neuropsicológico y morfológico.

Inclusive, entiende que hay que comparar su cerebro con pacientes de otro país, como los Estados Unidos.

Guerrero Heredia viene de una universidad donde se estudian los cerebros y hay un departamento de radiología, donde podrían mandar la imagen, porque cree que no había visto en la historia del país un caso como el horrendo asesinato de una madre y sus tres hijos cometido fríamente por una misma persona.

Los parámetros para identificar los crímenes como los más horrendos tienen que ver con el tiempo, la duración del acto criminal. Hay toda una estructura criminal en ese caso, lo que lo hace concluir que el Portorreal tiene un disturbio mental severo, lo que no quiere decir que esté loco, sino que debe tener un severo trastorno de la personalidad y la que más se infiere es la antisocial, pero en este caso, cree que se debe buscar el componente Cluster A , como son las personalidad esquizoide, paranoide y esquizotípica. Aparentemente, en él se ha incubado esa personalidad y debe haber un desencadenante social y en este caso pudo haber sido socioeconómico, como que pudo sentirse presionado por la mujer, por alguna razón.

Explica que cuando habla de personalidad, en ese tipo de hombres, una relación de pareja, los niños son un estorbo. Y ese tipo de personas son incapaces de desarrollar empatía por los demás, por lo tanto, veía a esos niños como objetos frente a su relación.

Puede ser un hombre enamorado con una patología severa de la personalidad y culmina en el crimen.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese