Las cifras

La batalla por las cifras de las muertes por Covid puede no ser tan dramática como se ha revelado. Y no es descartable que tanto uno, el Ministerio de Salud Pública, como la otra, Junta Central Electoral, hayan hecho lo correcto.

No es función de la JCE salir a confirmar de qué murió cada fallecido. La Junta recibe un acta de defunción y eso es lo que digita y computa. Ha cumplido con lo que le ordena y faculta la ley.

Salud Pública sigue los protocolos de la OMS, organismo mundial al que se le sigue en esta extrema situación de pandemia y que ya ha alertado que las cifras por fallecidos son difíciles de cuadrar. No sólo aquí; en todo el mundo.

Además, no es lo mismo morir por Covid que morir con Covid.

Para enredar más la madeja: hay clínicas que reportan fallecidos por Covid para pasar unas facturas más abultadas. Se han denunciado varios casos y en eso estamos, en confirmarlos para nuestros lectores. Es probable que tardemos mucho tiempo en entender las cifras que se han movido alrededor de esta pandemia que además... no ha terminado.

¿De verdad a alguien le sorprende que lleguen al registro formularios mal completados, incompletos o falsificados? Es perfectamente posible que tanto la JCE como Salud Pública hayan sido diligentes en sus reportes y cumplido con lo que les toca. Los datos no coinciden, pero tampoco son los mismos criterios, el mismo método y no hay forma de que las dos instituciones se inventen ahora protocolos para hacer un único conteo.

De cualquier forma, se sabrá. Y mientras se averigua, a seguir vacunándose.

+ Leídas