Comprando el voto automatizado

La JCE ignora que los políticos no agradecen

Lo malo no es que las primarias salgan caras, lo malo es que posiblemente sean denunciadas por los perdedores. El mucho dinero no cambia el temperamento de los candidatos. Los venezolanos, los nicaragüenses, los bolivianos, pagarían lo que de seguro no tienen para que se celebren procesos internos y la democracia sea un bien de consumo colectivo.

Igualmente malo es que sea la Junta la primera en violar la Ley de Partidos que establece un orden de financiamiento que ahora se altera sin que haya razón valedera. No hay dudas de que los partidos grandes se pusieron chiquitos para que la Junta los cargara, y la Junta los cargó porque quiere que le aprueben su voto automatizado. Toma y daca que no se ve, pero que como la conocida expresión de Martí es más importante que la generosidad de la Junta.

Ya se oirán, llegado el momento, las antiguas denuncias, las infaltables acusaciones, pues los perros que comen huevos, aunque les quemen el hocico, hueveros se quedan.

La junta por igual que se mostró elástica, complaciente, que no se queje cuando los partidos saquen las uñas en otras cuestiones, pues no habrá tijera para cortarlas. Todo es un día.

+ Leídas