El PLD se muere y todos lo salvan...

Miguel y Abinader se meten en el pleito...

Ahora que el PLD tiene que dividirse porque no tiene cama para dos, lo justo sería dejarlo cumplir su designio. Convivencia difícil, cohabitación imposible. Sin embargo no.

Leonel y Danilo encuentran quienes abran una sándwich o faciliten el sillón de la sala para que duerman, aunque sea una siesta.

Miguel del PRD da la cara por el presidente, confiesa apoyo a la reforma y advierte que solo habría alianza con el PLD si Danilo es el candidato. Ya lo sabes, PLD. Luis del PRM no se queda atrás y llama al pueblo a que lo acompañe al Congreso a evitar el asalto a la institucionalidad. Lo mismo de Leonel. Con Miguel gana Danilo, con Luis, Leonel.

La lógica de la política entiende que lo que conviene a los demás partidos, y mucho más al PRM, como principal polo de oposición, es que pierdan los dos.

De ocurrir así, del PLD consumirse en su propia tinta, se inauguraría una nueva era, pues existen fuerzas de relevo, de sustitución. Solo que no batean ni cuando les ponen la pelota en el bate y les mueven los brazos. En vez de ir al velorio, le preparan una fiesta. ¡Quién lo diría, Magino!

+ Leídas