14 NOV 2017, 12:00 AM

La Junta del presente vive del pasado...

Las denuncias dejan heridas que no curan...

20171114 https://www.diariolibre.com

Roberto Rosario se pasó el fin de semana revisándose y revisando sus actos como presidente de la Junta, y todo con el propósito de recordar en qué faltó o afectó a Julio César Castaños. En el lenguaje de los Corleone, nada era personal, y al final sí lo era, puesto que se perdían y ganaban vidas y fortunas en luchas interminables.

Roberto cree que lo del Informe es personal, y responderá cuando crea que deba responder, pero el rencor de ahora no se habrá olvidado para entonces. Mucho más que Servio Tulio tiró y tiró a la cabeza, de manera que la cosa no es sencilla. Tiene que librarse contra dos hermanos. La escena parece romana, si se recuerda que Julio César fue cónsul en tiempos de la República, pero que mucho antes Servio Tulio había sido rey en época de la monarquía. El movimiento del Informe sorprendió a propios y extraños, aunque al parecer se partía de una premisa falsa. Pensó Roberto, y por igual sus cercanos, que la nueva Junta no iba a llover sobre lo que ya estaba mojado. Faulkner escribió que el pasado nunca muere, y que ni siquiera es pasado. Igual en teatro, después película, pero sin dudas que el cartero llama dos veces.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese