Los aliados chiquitos ya están gritando

El PRM luce más generoso que el PLD

El PRD de antes una vez decidió romper amarras con agrupaciones que electoralmente redituaban poco y el PLD compartió sus ramas y se convirtió en sombra grande.

El PLD de ahora fue dejando en el camino a aliados que no eran convenientes o que reclamaban cuotas imposibles y el PRM acogió a algunos, y tal vez no creció como matrícula, pero sí aumentó su votación.

Ganando en cada lugar y tiempo la política del viceversa.

Aunque llama la atención que Luis o el PRM luzcan más generosos que el PLD, que generalmente repartía direcciones generales, y si ministerios, era a idénticos o antiguos asociados.

Lo de cortar el bacalao nunca fue tarea fácil, y ahora menos, pues los principios siguen siendo pasta de discursos y proclamas, pero cada uno y todos quieren que acerquen su sardina al fuego.

Hasta ahora la queja es de que el tuit se tarda, pero se sabe seguro el nombramiento, y aun cuando las murmuraciones no se quedan, los disgustos no hacen olas.

Además, no hay razón para lamentar suerte en la lotería mientras la tómbola se mantenga dando vueltas y falten números por salir.

El crujir de dientes será cuando el chiquito grite y no haya leche.

+ Leídas