Políticos sin memoria y poco prigilio

Cambian de opinión cual pluma al viento...

El día que los archivos de los periódicos salgan a la calle como reporteros, los políticos tendrán problemas.

Un político de mar abierto no soporta un aguacero, y uno de río, una llovizna. El agua dulce afecta tanto como la salada, lo cual se comprueba a diario y de muchas maneras. La reacción a la solicitud de la Junta para que se aplace por un cuatrienio más el voto preferencial de los regidores, no resiste verse en un espejo. Saltarían en pedazos los cristales, sin importar si cerca o lejos de escalera y en presencia de gato negro. No sería cábala, sino la verdad en zapatillas.

Veamos. Cuando la Junta se reunió con los partidos en enero y planteó dificultades, entre ellas dicho voto, todos fueron comprensivos. Si había que posponer, se posponía, incluso que podía resolverse con la aprobación de las leyes de Partidos y Electoral. También cuando el Tribunal Electoral dio el alerta y se declaró incapaz de atender los reclamos de febrero, con mayo tocando puerta.

Ahora, sin embargo, sí quieren voto preferencial a nivel de regidores, y si dijeron lo contrario, no se acuerdan.

La Junta que se fastidie y medio.

+ Leídas