Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

La estudiante

Desde fuera, se ha creado un estereotipo del pueblo dominicano, en el cual se ha pintado esta sociedad como una racista, homófoba, xenófoba y conservadora

Olvidemos la actitud de la estudiante, el contexto del intercambio y la falta de respeto al Presidente. Vamos a centrarnos en la pregunta que le hizo Lizzy George-Griffin a Luis Abinader en la Universidad de Columbia: ¿Cuáles son tus planes para salvar a la República Dominicana de las actitudes racistas, la homofobia, la transfobia y el colorismo? Vaya pregunta, dura, muy dura.

Y no voy a dedicar estas líneas a responderla, pero sí pienso que le toca a cada dominicano reflexionar sobre lo que esa muchacha le planteó a Abinader. ¿Por qué? Porque esa es la percepción que se tiene de República Dominicana entre diversos sectores, progresistas o conservadores, en Estados Unidos, Europa y América Latina.

Desde fuera, se ha creado un estereotipo del pueblo dominicano, en el cual se ha pintado esta sociedad como una racista, homófoba, xenófoba y conservadora. Y lo digo con conocimiento de causa, porque tengo amigos que piensan que aquí se caza a los haitianos y los gays como en los tiempos de Trujillo, sin conocer de primera mano las raíces y la historia del problema.

Esa percepción tiene bases en la realidad, claro está, y no hay por qué negarla. Es definitivo que hay un sector de la población que resiente la presencia haitiana, de extranjeros o de la comunidad gay en el país (esos mismos que me pelarán al leer esto en las redes y me mandará a "irme para mi país", como me pasa a menudo cuando escribo de estos temas), pero estoy convencido que no es la mayoría y que ese patrón de conducta no debería ser visto como una generalización, que es lo que esta muchacha proyectó en su malogrado debate con Abinader. Entonces, les hago una invitación a pensar en la esencia de lo que le preguntaron al Presidente de manera segmentada. ¿Qué podemos hacer para que la República Dominicana no cargue con ese carimbo? ¿Somos racistas, podemos remediarlo? ¿Son tratados los gays de la forma correcta y podemos mejorar todavía más? Me parece que reflexionar al respecto es lo más saludable, en lugar de querer quemar viva a la estudiante y sus ideas, pues hacerlo sería validar lo que ella señaló.

 

TEMAS -

Periodista puertorriqueño y Subdirector de Diario Libre. Ganó el Premio Nacional de Literatura Puertorriqueña, Categoría Periodismo, en 2018, por sus columnas en el periódico El Nuevo Día, del cual fue Director Asociado.