20170620 https://www.diariolibre.com

Llama la atención la reducida cantidad de aspirantes que han atendido a la convocatoria del Consejo Nacional de la Magistratura para integrar el Tribunal Superior Electoral (TSE) y las cuatro vacantes en la Suprema Corte de Justicia (SCJ). Contadas personas han acudido a depositar su hoja de vida en la ventanilla habilitada para esos fines, lo que quizá tenga que ver con el convencimiento de que al final imperará una decisión política. Esa ha sido la historia de las vistas públicas para la composición de la Junta Central Electoral, con decenas de personas a las que cogen de relajo y pierden su tiempo cuando acuden al Congreso a “recitar” sus capacidades, y a la postre salen cinco mediante acuerdo de aposento entre los partidos. No es verdad que el nuevo TSE y el completivo de la SCJ expresarán las competencias de los que respondan al llamado.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese