PN con malos y muy buenos

En estos tiempos de redes sociales, con su inmediatez y casi omnipresencia, no se le deja pasar una sola a la Policía Nacional, y más si de por medio hay abuso y arrogancia. Incluso, cuando uno que otro agente se “calienta” por mal comportamiento, la tendencia es a generalizar, lo que no es justo pues en esa institución, como en todo conglomerado humano masivo, hay malos y buenos, por lo que quizá ayude más a su fortalecimiento que la sociedad puje por los que son buenos. Esa apuesta es viable ya que la uniformada está siendo apoderada de programas y herramientas que incluyen un manual de proximidad con el ciudadano, un Código de Ética y una Ley Orgánica, que podrían contribuir a que se aleje del modelo abusivo.

+ Leídas