Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
hijos
hijos

Besar a tus hijos en la boca, ¿sí o no?

A raíz de la polémica foto de Ricardo Montaner besando en la boca a uno de sus hijos cuando era un niño, profesionales en pediatría y psicología explican los riesgos que supone esta demostración de amor

Expandir imagen
Besar a tus hijos en la boca, ¿sí o no?
Se trata de un acto inaceptable desde el punto de vista médico-pediátrico, por los riesgos que representa. (SHUTTERSTOCK)

“En mi perfil de Instagram estuvimos analizando esta foto. Ricardo Montaner besando a su hijo en la boca, de no más de siete años de edad. Un límite te pido”. Esto fue lo que escribió una usuaria de Twitter y psicóloga en su perfil, tras rescatar una imagen compartida por el cantante en sus redes sociales en la que se le ve dándole un beso en la boca a su hijo Ricky Montaner de pequeño. 

Ante el comentario, el artista no se quedó callado. "Busca ayuda psicológica urgente. También busca pareja y ten hijos, construye una familia… luego de todo eso, me vuelves a psicoanalizar…", respondió a la profesional, dejando claro que, para él, más que una conducta inapropiada, se trata de una demostración de amor. 

Así como pasa con Montaner, para muchos padres besar a sus hijos en la boca es una forma totalmente normal de establecer un vínculo amoroso más estrecho. Sin embargo, esta ‘demostración de amor’ no es tan inofensiva como parece, según cuenta el pediatra Michael Guzmán; la cataloga como un acto inaceptable desde el punto de vista médico-pediátrico, por las consecuencias que puede traer.

“Debemos tomar en cuenta que la boca de cada persona es como una caja llena de bacterias, muchas propias de la flora de la boca, por lo que es posible traspasar enfermedades como la gripe, mononucleosis y herpes a los niños. Las últimas dos pueden ser incluso mortales”, comenta el experto, refiriéndose a los daños de este tipo de muestra de afecto durante los primeros meses de vida de los pequeños, etapa en la que su sistema inmunológico aún no se ha desarrollado por completo.

En el caso de niños más grandes, advierte que se añaden otros riesgos por el contacto con las gotas de saliva del padre o la madre. En ese sentido, cita las caries dentales, parásitos como amebiasis y helicobácter pylory. Además, atendiendo a la situación actual, también incluye el contagio por el virus de COVID-19.

Si el adulto cumple con una buena higiene bucal, ¿de todos modos se expone al niño a enfermedades infecciosas? La respuesta es sí, y el experto pasa a explicar: “Existe el riesgo de cualquier manera, porque hay bacterias y elementos típicos de cada boca, de cada individuo que se pueden transmitir. Independientemente de la buena higiene y las medidas tomadas por la persona, ellas estarán ahí”.

¿Qué dicen los psicólogos?

Expandir imagen
Infografía

Gran parte de los expertos en conducta humana concuerdan en la misma idea: los besos en la boca deben reservarse para los adultos. Los mismos aseguran que instruir a los menores en esta práctica puede crear confusión en ellos, a tal grado de verlo como una conducta normal y extrapolarla a su entorno social.

A consideración del psicólogo infanto-juvenil Anderson Batista no es válido dar por hecho que besar a los niños en la boca les ocasionará confusión sobre el amor demostrado por sus padres, pues no hay evidencia científica que avale esta creencia. Sin embargo, aclara, todo dependerá de la forma y el sentido en el que vean o hagan las cosas.

“Si a tu hijo o hija lo besas como una muestra de amor, porque lo necesita, le da seguridad y protección, entonces no es malo, pero si ese mismo beso lo haces con intención de hacer daño, de pensamientos y conductas sexuales intrusivas o de generar vínculos forzados, sea mamá o papá, ahí pudiera traer confusión”, explica Batista.

Para el profesional, es indiscutible que todo infante necesita un contacto afectivo con sus progenitores; mientras más cercano sea el vínculo, mucho mejor será para su desarrollo evolutivo en el ámbito social y laboral. “Un niño que es besado, abrazado, acariciado –dice- eso dará y lo reflejará a nivel social, como una muestra de amor y expresión de cariño”.

Sobre la relación entre normalizar esta conducta en casa y la posibilidad de ser víctimas de abusos sexuales, un tema muy polémico entre profesionales de la salud mental, Batista aclara que la clave para evitarlo reposa en la educación y la orientación.

“Hay padres y madres que besan a sus hijos durante mucho tiempo y pudieran llegar hasta la adolescencia y no representar nada más que una muestra de amor y de afecto. Ahora bien, si no hay una educación previa del significado de los besos y no se les explica quiénes deberían hacerlo (papa y mamá exclusivamente), pues no tendrán integrado ese ‘alto’ sobre su propio cuerpo y besarán adrede a cualquier persona”, manifiesta.

La recomendación que tanto él como el pediatra Michael Guzmán extienden a los padres es ser conscientes de los riesgos de besar en la boca a los hijos y considerar la opción de erradicar esta práctica por el bien de todos. En su lugar, aconsejan optar por otras demostraciones de amor, como besos en las mejillas o en la frente y abrazos.

TEMAS -

Periodista de Revista. Me apasiona escribir sobre salud mental y relaciones de pareja. De no ser periodista, sería psicóloga con un blog.