Estrellas de Hollywood que odian papeles emblemáticos en sus carreras

  • Aunque muchos de ellos son conocidos por haber dado vida a estos personales, no todos sienten orgullo... sino vergüenza

Las estrellas de Hollywood suelen hablar con orgullo de los papeles que interpretan y de los grandes personajes a los que dan vida. Si atendemos a entrevistas y entregas de premios, la sensación de haber hecho una gran película bien vale las dificultades que pasasen para llegar ahí. Pero, en ocasiones, no es orgullo... sino vergüenza.

George Clooney dio vida al justiciero en “Batman and Robin”, de 1997.

“Era una película en la que estar bien era difícil. En retrospectiva, es fácil mirar atrás y decir ‘vaya, fue realmente una mierda y estuve muy mal’”, dijo el actor sobre su participación, según publicó IndiWire.

“The sound of music” es un clásico del cine musical, que antes fue una obra de Broadway basada en una novela, a su vez, inspirada en una familia real.

Christopher Plummer, que interpretó al capitán Von Trapp, comentó sobre ella, según Mentalfloss: “Estaba un poco aburrido con el personaje. Aunque trabajamos lo suficientes para hacerlo interesante, fue un poco como azotar un caballo muerto. El tema no era para mí. No era lo mío”.

Tres años después de protagonizar “Pineaple express”, James Franco protagonizó “Your highness” y trataba sobre un príncipe heredero, amado y respetado, y su hermano menor, vago y vicioso que deben unirse para rescatar a una damisela en apuros para salvar el reino de su padre. Sobre ella dijo en una entrevista a la revista estadounidense GQ “¿Your highness? Esa película apesta”.

Malas producciones, malos guiones, malas historias o malas interpretaciones pueden llevar a un gran actor o una extraordinaria actriz a odiar su participación en una determinada película. Aquí van algunos ejemplos.

GEORGE CLOONEY, EN “BATMAN Y ROBIN” (1997)

?wmode=transparent&controls=2&showinfo=0&theme=light&showinfo=0">

Al pensar en Batman, lo normal es que venga a la mente la imagen de Christian Bale, dando vida al superhéroe en la trilogía de Christopher Nolan, la de Val Kilmer, la del veterano Adam West o incluso la de Ben Affleck.

Pero hubo otro actor taquillero que se enfundó las mallas del hombre murciélago: George Clooney. Y por lo que dijo sobre la experiencia, seguro que prefiere no ser recordado por ella. Clooney dio vida al justiciero en “Batman and Robin”, de 1997. Chris O’Donnell era Robin; Arnold Schwarzenegger, Mr. Freez y Uma Thurman, Poison Ivy.

Todos bajo la dirección de Joel Schumacher. “Era una película en la que estar bien era difícil. En retrospectiva, es fácil mirar atrás y decir ‘vaya, fue realmente una mierda y estuve muy mal’”, dijo el actor sobre su participación, según publicó IndiWire.

ROBERT PATTINSON, EN “TWILIGHT” (2008)

?wmode=transparent&controls=2&showinfo=0&theme=light&showinfo=0">

Cuando se estrenó la primera entrega de la saga “Twilight”, allá por 2008, Robert Pattinson se convirtió en ídolo de adolescentes. En ella, el actor daba vida a un vampiro descafeinado que hubiese hecho llorar al Drácula de Bram Stoker. Un vampiro que no se derretía con la luz solar, sino que brillaba.

Con la saga, los vampiros dejaron de ser criaturas de la noche, siniestras y chupasangres para convertirse en guapos con purpurina. Aunque probablemente no haya citas de Pattinson diciendo que odia la saga, sí hay declaraciones que dejan entrever el poco cariño que le tiene.

Una vez, según USA Today, dijo que la odiaría si fuese un espectador medio. También que había dejado de progresar mentalmente cuando comenzó a rodarla.

“Cuando lo leí, parecía un libro que se suponía que no debía publicarse”, dijo sobre el relato en el que se basan las cintas, según el medio británico The Telegraph.

En un programa de televisión, el presentador le comentó durante una entrevista que era un poco descorazonador que llegase el final de la saga porque los seguidores no querían que se acabase. Que el final era un poco agridulce.

A lo que el actor le contestó sin miramientos: “Uhm... ¡para ellos!”.

CHRISTOPHER PLUMMER, EN “THE SOUND OF MUSIC” (1965)

?wmode=transparent&controls=2&showinfo=0&theme=light&showinfo=0">

“The sound of music” es un clásico del cine musical, que antes fue una obra de Broadway basada en una novela, a su vez, inspirada en una familia real.

¿Quién no recuerda la historia de la novicia que cuidaba de los siete hijos de un militar viudo poco antes de la II Guerra Mundial? Pues, según diversas informaciones, el actor canadiense Christopher Plummer, que interpretó al capitán Von Trapp, prefiere no hacerlo.

El protagonista del filme se ha referido a la cinta en diversas ocasiones como “S&M” o “esa película”. “Estaba un poco aburrido con el personaje. Aunque trabajamos lo suficientes para hacerlo interesante, fue un poco como azotar un caballo muerto. El tema no era para mí. No puede atraer a todas las personas del mundo. No era lo mío”, dijo el actor según Mentalfloss.

MICHELLE PFEIFFER, EN “GREASE 2” (1982)

?wmode=transparent&controls=2&showinfo=0&theme=light&showinfo=0">

Otra de musicales. En este caso, de segundas partes. La primera entrega de “Grease”, con John Travolta y Olivia Newton John a la cabeza, fue todo un éxito a finales de los setenta y hoy sigue siendo un clásico del género. Con esta premisa y esperando el mismo resultado, se rodó “Grease 2” en el año 1982.

La cinta está ambientada en el instituto Raydell, el mismo de su antecesora, dos años después de la graduación de Sandy, Danny y su cuadrilla. Allí, Stephanie, interpretada por Michelle Pfeiffer, se aburre de su novio Johnny y busca un nuevo amor, justo cuando llega el primo de Sandy, que cae rendido a sus pies.

Aunque tiene su público, la actriz nacida en California (EE.UU)., no la considera una experiencia agradable. “Odié esa película y no podía creer lo mala que era”, dijo la actriz, según Business Insider.

JAMES FRANCO, EN “YOUR HIGHNESS” (2011)

?wmode=transparent&controls=2&showinfo=0&theme=light&showinfo=0">

James Franco es uno de los “enfant terribles” que ha dado el mundo del cine. Tres años después de protagonizar “Pineaple express”, lanzada en 2008, David Gordon Green, que había dirigido la cinta, reunió a algunos de sus protagonistas para un nuevo proyecto. Entre ellos, por supuesto, estaba Franco.

La película se llamó “Your highness” y trataba sobre un príncipe heredero, amado y respetado, y su hermano menor, vago y vicioso que deben unirse para rescatar a una damisela en apuros para salvar el reino de su padre. “¿Your highness? Esa película apesta”, dijo James Franco en una entrevista a la revista GQ.

20200415 https://www.diariolibre.com

+ Leídas