Compartir
Secciones
Última Hora
Podcasts
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Andrés Cepeda
Andrés Cepeda

Andrés Cepeda canta a los románticos empedernidos y al desamor en formato sinfónico

El artista colombiano se presentó este viernes en el Teatro Nacional acompañado del maestro Amaury Sánchez

Cepeda anunció que viene en 2024 en un concierto con Santiago Cruz el 13 y 14 de febrero

El cantautor colombiano Andrés Cepeda es de esos artistas que tienen un público fiel por su calidad, carisma y sentido del humor. La balada pop, rock y la música romántica son su bandera, sello que ha mantenido en el tiempo.

Y así vivió el público dominicano su actuación en su ya querido Teatro Nacional la noche de este viernes durante casi dos horas. Esta vez en formato sinfónico.

Cepeda cantó una veintena de canciones acompañado de la Orquesta Filarmónica de Santo Domingo dirigida por el maestro Amaury Sánchez, bajo la producción de César Suárez Pizano.

Amor a lo sinfónico 

Expandir imagen
Infografía

8:55 de la noche, y a casa llena, subió el telón con la magistral orquesta y pocos segundos después, tras el aplauso a Sánchez, apareció en el escenario Andrés Cepeda con sus característicos lentes, su cabello rizado y ataviado con pantalón y chaqueta negra de cuero con un toque rojo.

“Déjame ir”, grabada con Morat en 2019, arrancó el exquisito cancionero de casi 20 años. 

De inmediato rompió el hielo y así se mantuvo en la velada, dando una especie de introducción a cada canción.

“Gracias Santo Domingo por siempre recibirme. Aquí estamos por primera vez vestidos de gala y acompañados por una increíble orquesta. Hemos anotado cuidadosamente el repertorio. Esperamos que hayamos acertado porque cualquier petición espontánea será difícil de complacer”, expresó haciendo soltar la risa del público. 

Y verdaderamente acertó. Continuó un muy conversador Cepeda: “Lo importante es cantar con ustedes”.

Dejando saber que para él la música “es una enfermedad que tiene síntomas bonitos”, dio paso a su siguiente canción “Enfermedad”, también disfrutada.

Las demás composiciones, una tras otra, provocaron los aplausos, las manos tomadas por las parejas, los besos y unos cuantos golpes de pecho por aquel romance fallido.

“Mensaje”, de cuyos versos se desprende la línea “Que el mensaje llegue hasta ti, que te diga ‘me arrepentí’, que te estoy pidiendo perdón”, la definió como un mensaje de amor combinado con perdón.

Aquí resaltaron los instrumentos de cuerdas, la viola, el violín y el violonchelo.

En “Lo mejor qué hay en mi vida”, otro de sus éxitos, finalizó con guitarra eléctrica. 

Además del formato sinfónico, los músicos de Cepeda compuestos por el pianista Carlos Taboada, los guitarristas Santiago Roa Vargas y Andrés Cruz, los percusionistas y bateristas Pacho Cardozo y Joy Quintana, dieron un punto especial a la instrumentación.

Fue aquí cuando Andrés Cepeda hizo la anécdota más llamativa, de cómo conoció a su esposa luego de pasar por 14 amores que marcaron su vida. Y a ella, la ilustradora Elisa Restrepo, le dedicó “Lo que había olvidado” como “agradecimiento al momento de encontrarla”.

Aunque aclaró: “No puedo despreciar que viví experiencias muy lindas con otros corazones.

Gracias a esas otras 14 tuve práctica”, haciendo soltar de nuevo la risa de todos los que corearon el tema. 

“Te voy a amar”, grabada junto a Cali y El Dandee para su álbum “TRECE” fue otra de las disfrutadas. 

“No sé querer”, su nuevo tema, fue a piano y voz. Tuvo el protagonismo del piano del maestro Carlos Taboada.

Mientras que “Tengo ganas” fue la interpretación más sinfónica de la noche, teniendo como centro el violín. 

Pedida de mano

Un concierto de música romántica de Andrés Cepeda es el escenario ideal para pedir matrimonio. Cepeda lo sabe y preguntó cuál ‘loquito’ según sus palabras se iba a atrever a sacar el anillo mientras cantaba "Por el resto de mi vida" (álbum Mil ciudades, 2015).

En el momento nadie lo hizo. 

Pero luego Cepeda bajó hacia el público en medio de la algarabía y las fotos y estuvo frente a frente a una pareja en una propuesta de matrimonio. Planificado o no, fue emocionante. 

La joven sorprendida sin dudas ¡dijo que si!

Allí cantó “Carpintero del amor".

Los celos, el matrimonio, la madurez fueron tópicos que se tocaron en el éxito igual cantado a todo pulmón “Besos usados”.

Expandir imagen
Infografía
Andrés Cepeda y el maestro Amaury Sánchez. (PEDRO BONILLA)

Un poco de ritmo

El concierto sinfónico no le quitó la esencia a los temas de Cepeda más rítmicos con algo de percusión y urbanos como “Magia”, grabada con Sebastian Yatra.

Los despechados levantaron la mano en el “Embrujo” y “Desesperado”. 

 Andrés Cepeda, cuya voz suena intacta cual si fuera una grabación, complació a uno entre varios fans que le pidieron canciones y entonó “Se te nota” solo con guitarra porque esa estaba fuera de la lista”.

Y esas canciones en las que se le hace saber a ese ex amor que todo sigue muy bien sin él o ella, Cepeda los deleitó con “Mejor que a ti me va”.

El artista, tras unas 20 canciones, se despidió, pero la gente se puso de pie aplaudiendo y pidiendo más. 

El artista de 49 años, siempre sonriente, regresó y terminó la función bastante movida con la conocida canción “Piel canela” pasadas las 10:40 de la noche ante unos amantes de la música romántica complacidos. 

Andrés Cepeda agradeció el cariño que siempre ha recibido de República Dominicana y de paso anunció que el 12 y 13 de febrero de 2024 regresa al país con su amigo, el destacado cantautor Santiago Cruz, lo que promete ser otra noche inolvidable.

TEMAS -

Apasionada del arte, la cultura, el turismo y la radio. Escribe para la sección Revista de Diario Libre. Egresada de Comunicación Social por la UASD y del Máster en Comunicación e Identidad Corporativa por la UNIR.