MÚSICA
| 17 FEB 2017, 3:00 PM
|

“Bailando se llora mucho por amor”


20170217 http://www.diariolibre.com

MADRID. El epicentro de la discoteca vuelve a convertirse en paño de lágrimas y catarsis con Fangoria, que amplía el repertorio de su último disco de estudio, “Canciones para robots románticos” (2016), con cuatro temas nuevos y una remezcla de “Bailando” en la que glosan gran parte de sus formas e ideario.

“Bailando se llora mucho por amor; es lo que nos gusta de The Pet Shop Boys, que puedes estar en una pista de baile con una música aparentemente alegre, pero con una letra desgarradora”, señala Alaska en una entrevista telefónica con Efe, en medio de los ensayos de su nueva gira con su compañero Nacho Canut.

La razón es la salida hoy al mercado de “Miscelánea de canciones para robótica avanzada” (Warner Music), una “extensión” de su anterior trabajo en la que el citado clásico de su época con Los Pegamoides se funde a lo largo de 11 minutos con el éxito del mismo nombre de Paradisio, con “Toro” de El Columpio Asesino o con “Yo quiero bailar toda la noche”, de Sonia y Selena.

Abundan así en la senda de lamento y aparente algarabía de “Fiesta en el infierno”, uno de sus más recientes “hits”, que fue producido por Guille Milkyway. Otra vez de su mano, mitigan con material nuevo la larga espera entre discos (”una media de tres años”).

Como sucediera con Carlos Jean o Mauro Canut en el pasado, el barcelonés parece haberse convertido en un puntal de su carrera, tras haber producido para ellos otros éxitos como “Geometría polisentimental” y “Dramas y comedias”.

“Desde que somos un dúo y dejamos de ser un grupo de siete miembros, nos hemos vuelto muy dictadores respecto a con quién trabajamos y tenemos una norma autoimpuesta de no más de tres discos con el mismo productor, así que, en principio, aún nos queda otro disco con Guille”, apunta.

En concreto, el alma de La Casa Azul coescribe y coproduce (con Juan Sueiro) el sencillo “Espectacular”, uno de los cuatro cortes inéditos de “Miscelánea”, que “no son descartes ni estaban guardados en un cajón, sino que son canciones hechas para este lanzamiento”, subraya.

Alaska precisa que solo se habían reservado de una sesión de grabación previa en Londres “Lo peor es lo mejor”, producido por Stefan Oldsal, colaborador habitual de Placebo.

El resto de novedades corren a cargo de Jon Klein, el otro productor de “Canciones para robots románticos”, junto al que dan rienda suelta a su parte oscura, en este caso con los temas “Qué quiere usted de mí” y “El día a día de mi psicopatía”, en cuya letra advierten de que “nos están programando”.

“Somos muy fans de ‘Cuarto milenio’ (programa de la televisión en España sobre hechos misteriosos e inexplicables) y de las teorías de la conspiración; no nos creemos ninguna, pero nos interesan todas”, afirma la compositora e intérprete.

Del 6 al 8 de marzo recalarán en el Teatro Barceló de Madrid para ofrecer un espectáculo diferente y exclusivo que también desembarcará en la sala Barts de Barcelona los días 10 y 11 de marzo.

Ellos, que “nunca apuestan todo al rojo o al negro”, interpretarán al piano algunos de sus éxitos en la primera parte, antes de recuperar sus arreglos tradicionales en la segunda parte.

“Lo del piano no lo vemos como un ejercicio de sobriedad, sino más bien como un espectáculo cabaretero, pensando en Liza Minnelli”, aclara Alaska, que reconoce “el reto” de replantear todo de nuevo con ese formato.

Después les espera un verano con “más festivales que nunca”, por lo que aparcarán cualquier otro proyecto extramusical hasta noviembre, cuando concluya su gira.

“Morimos por hacer más teatro, el problema es que no se puede hacer todo”, declara Alaska, que recientemente debutó sobre las tablas junto Manuel Banderas, Bibiana Fernández y su marido, Mario Vaquerizo, en la obra “El amor sigue en el aire”.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese