Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Música

Pedro Guerra: su guitarra, grandes composiciones y un poco de bachata

El artista canario se presentó la noche de este viernes 22 de octubre en el Teatro Nacional; hizo homenaje a Víctor Víctor y estrenó bachata con Pavel Núñez

La primera gira internacional luego de la pandemia por el reconocido cantautor canario Pedro Guerra fue en República Dominicana.

La noche de este viernes 22 de octubre hizo una parada de su tour “El viaje” en el Teatro Nacional.

Tres músicos lo acompañaron para interpretar un cancionero que se extendió por casi tres horas a petición del público. En un escenario íntimo y con sus inseparables guitarras (en el concierto utilizó cuatro), Guerra navegó por las canciones de su álbum número 18 “El viaje” y en una mirada al pasado trajo de vuelta los éxitos “Daniela”, “Contamíname”, “Ruido” o “Debajo del puente”.

El toque dominicano y como muestra del cariño a esta tierra lo mostró con el homenaje al fenecido artista Víctor Víctor y estrenó una bachata con el cantautor Pavel Núñez.

Un joven telonero

La antesala de su recital, bajo la producción local de BigStarSD, la brindó una joven promesa de la música de autor, Diego Jaar, finalista de la segunda temporada de Dominicana’s Got Talent (DGT).

Jaar conectó con el público que fue testigo de su emoción de estar en ese importante escenario como telonero de un artista que lo ha influenciado en su forma de componer, según narró.

A las 8:45 p.m. se sentó junto a su piano y cantó tres canciones de su autoría con mucho sentimiento y dulce voz: “Dulce final”, “La niebla” y “Agridulce”, esta última, que lo dio a conocer en DGT y que narra la historia de un amor que le rompió el corazón.

"El maestro Guerra me enseñó que hay belleza y elegancia en escribir", dijo.

Al finalizar pudo escucharse su grito desde bambalinas “¡siiiiii!” por haberlo logrado, recibiendo otro aplauso del público.

El recital de Pedro Guerra

A las 9:09 de la noche apareció en escena el artista canario con la comodidad de casi siempre: t-shirt, pantalón negro y tenis. Entonando “El viaje” dio inicio a la velada, de su última producción discográfica producida por Pablo Cebrián.

"19 meses han pasado desde que nos confinaron en marzo del 2020. Unos pocos meses antes yo estaba en este mismo teatro... Ahora, parece que empezamos a ver un poquito esa luz al final del túnel", manifestó a la audiencia.

“Siempre hay un viaje que se piensa y nunca se da, barco pendiente de partir que nunca parte”, interpretó con voz suave y casi susurrante. Siguió presentando las novedades y eligió “Atravesar una isla” sobre la travesía de un padre y una hija saliendo de la isla de Cuba.

Un momento emotivo fue previo a cantar “Alzheimer”, una composición vivida ya que presenció la enfermedad de su abuela y otros miembros de su familia.

"Dejando de estar, estando presente... y sin rememorar las caras de siempre", cantó bastante nostálgico.

Esta creación se la dedicó a todas las personas que padecen esta enfermedad y los familiares que los acompañan.

Guerra recordó que cuando ella se refería a los niños no hablaba de sus nietos, sino de los hijos en esa etapa.

Como si se montara en una máquina del tiempo, entrelazaba lo nuevo con sus grandes composiciones de tres décadas que van desde lo romántico a lo social.

Esto fue “Pasa, entra”, de la producción “Tan cerca de mi” (1997). Las cuatro guitarras de diferentes tamaños enganchadas en el pedestal tenían una función especial; una para cada canción, con las que Guerra demostraba su veteranía al frente de este instrumento de cuerdas.

Por momento conversador, daba una explicación de lo que lo motivó a escribir ciertas canciones.

El amor por su pareja, María Cabrerizo, quien estaba presente, él la definió como su otra mitad. La audiencia, cómplice de principio a fin, pidió ver a María y Pedro sonrió.

Otros temas fueron “Tu y yo” y “Bebes del río”.

La canción social tuvo protagonismo. Una composición coreada fue “Contra el poder”, de la producción “Raíz” (1999).

“Contra el poder

Que debilita y nada da que solo quita

Y deshace lo que está

Contra el poder

Contra el poder

En cualquier forma que se dé

Contra la fuerza y mal uso de la fe

Desde el poder”.

Bailando bachata

El segmento dominicano lo trajo el cantautor Pavel Núñez al lado de Pedro Guerra, quienes profesaron una linda amistad.

“De menos” fue su tema a dúo. La sorpresa fue cuando el intérprete de “Paso a paso” llamó a escena al músico llamado ‘el abuelo’ para tocar el bongó.

Pavel agarró las maracas, Pedro la guitarra y de ahí salió la bachata “Cuando te invento”, siendo esa función el estreno por primera vez.

Guerra dio unos pasos de bachata con Pavel sacando la parte divertida.

Es más, dijo que aprenderá con su esposa María Cabrerizo a bailar el “Género del amargue” y cuando vuelva a otro concierto en el país, habrá mejorado.

El cantautor canario no pudo ocultar su tristeza de venir a Santo Domingo y no encontrar a su amigo Vitico (Víctor Víctor), quien perdió la batalla contra el COVID-19 en 2020.

En su honor, él y el dominicano residente en México Alex Ferreira grabaron una versión en guitarra de “Así es mi amor”.

Ferreira no pudo estar, pero le agradeció tomarlo en cuenta para este tributo.

Expandir imagen
Infografía
El cantautor Diego Jaar fue el telonero de Pedro Guerra. Se ganó el aplauso del público. Foto: Francisco Arias/ Diario Libre

Entrando las 11:00 de la noche, la parte final Pedro Guerra la dejó para interpretar “Toda una vida”, Contamíname”, el éxito que grabaron Víctor Manuel y Ana Belén; “Pasaba por aquí”, que popularizó con Luis Eduardo Aute y, por supuesto, los clásicos de su recordado álbum “Golosinas” como “El marido de la peluquera”.

A pesar de que se despidió y se apagaron las luces, sus fanáticos querían más, de modo que regresó a tocar otros clásicos por 25 minutos. Llamó de nuevo a Pavel Núñez y despidieron la noche con sabor a bachata al repetir la recién estrenada “Cuando te invento”.

Guerra presentó a sus músicos y cómplices: Luis Fernández en el teclado, Tony Gil con el bajo eléctrico y el joven Guille Molina en la batería.

El compositor agradeció a todos los colaboradores del Teatro Nacional por las atenciones, así como el empresario Roberto Espaillat “y un aplauso a todos ustedes por estar aquí”, petición que fue correspondida por los asistentes.

TEMAS -

Apasionada del arte, la cultura, el turismo y la radio. Escribe para la sección Revista de Diario Libre. Egresada de Comunicación Social por la UASD y del Máster en Comunicación e Identidad Corporativa por la UNIR.