Médicos, farmacéuticos y dentistas en huelga en pleno pico de la pandemia

$!Médicos, farmacéuticos y dentistas en huelga en pleno pico de la pandemia
Los médicos se quejan de las precarias condiciones de infraestructuras sanitarias en las que deben desarrollar su labor

Médicos, farmacéuticos y dentistas de la salud pública tunecina iniciaron hoy una huelga en pleno pico de la pandemia, con más de 312.000 contagiados, cerca de 10.800 decesos y la mayorías de los hospitales saturados.

La huelga, que se prolongará durante dos días, fue convocada el sábado después de que fracasaran las negociaciones con el Gobierno respecto a la revisión del decreto gubernamental publicado el 10 de abril de 2019 que establece el marco general del régimen de estudios y las condiciones para la obtención de diplomas, así como la creación de una compensación por la pandemia.

Los médicos se quejan, igualmente, de las precarias condiciones de infraestructuras sanitarias en las que deben desarrollar su labor, la falta de inversión en equipos por parte del ministerio de Salud y la situación de los médicos y trabajadores sanitarios interinos.

El domingo, el secretario general de del sindicato de médicos, dentistas y farmacéuticos, Nourediden Ben Abdallah, explicó que la huelga concierne a todos los médicos que trabajan en los centros de salud básicos, hospitales locales, regionales y universitarios, especialistas en salud pública y dentistas, farmacéuticos y controladores temporales.

Según el responsable, mientras dure la medida de presión se suspenderán todos los servicios de salud, incluida la vacunación contra el coronavirus y la recolección de muestras, excepto los servicios de emergencia y diálisis.

Ante esta situación, el Ministerio de Salud instó el domingo a los médicos y odontólogos a revertir esta decisión “por la alarmante situación de salud en el país”, y seguir negociando para llegar a un acuerdo.

En un comunicado, el ministerio pidió a todos los profesionales de la salud que continúen trabajando en los centros de vacunación y “cumplan con su noble misión de garantizar el derecho del pueblo tunecino a la vacunación contra este peligroso virus”.

El ministerio dijo querer evitar cualquier interrupción en el proceso que pueda afectar el curso de la campaña, plagada de polémicas y que ya ha logrado inmunizar a unas 350.000 personas en un país de 11 millones de habitantes desde que arrancó el pasado marzo.

Asimismo, instó al sindicato interesado a continuar las negociaciones sobre las demandas del sector, y apeló a “su patriotismo y su comprensión de la grave crisis epidémica que atraviesa el país”, que tiene una de las tasas de mortalidad por Covid-19 más altas del mundo.

20210503 https://www.diariolibre.com

+ Leídas