La OTAN, preocupada por Rusia, analizará salida de EEUU de tratado de armas

Bruselas, 22 may (EFE).- Los embajadores de la OTAN analizarán este viernes el anuncio de Estados Unidos de abandonar el Tratado de Cielos Abiertos, un acuerdo multilateral para garantizar la transparencia en cuanto al control de armas, con una preocupación manifiesta por el comportamiento de Rusia en ese pacto.

'Los aliados continúan consultando estrechamente sobre el futuro del tratado y el Consejo del Atlántico Norte se reunirá para discutir ese asunto', indicaron a Efe fuentes de la Alianza, que confirmaron una reunión del máximo órgano de toma de decisiones de la OTAN a nivel de embajadores.

'En particular, nos preocupa que Rusia haya restringido vuelos sobre ciertas áreas', agregaron las fuentes.

El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció este jueves la retirada de su país del Tratado de Cielos Abiertos y acusó a Rusia de 'pervertir' el pacto al mismo tiempo que ofreció negociar uno nuevo con Moscú.

'Todos los aliados están de acuerdo en que el control de armas, el desarme y la no proliferación realizan contribuciones esenciales para alcanzar la seguridad de la Alianza', señalaron las fuentes aliadas.

En la cumbre de 2018, los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN 'reiteraron su preocupación sobre la implementación selectiva de Rusia del tratado de Cielos Abiertos, y que eso socava nuestra seguridad', apuntaron.

El Tratado de Cielos Abiertos de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), en vigor desde 2002, permite a sus 34 Estados miembros sobrevolar cualquier parte del territorio del resto de participantes, fotografiando desde el aire, con el objetivo de asegurar que sus vecinos o rivales no preparan ataques militares.

La notificación oficial de retirada de Washington se presentará este viernes, lo que implica que dentro de seis meses, el 22 de noviembre, Estados Unidos ya no será parte del pacto, que también incluye a Rusia, Canadá y casi toda la Unión Europea, incluida España.

El de Cielos Abiertos es el tercer gran tratado sobre control de armas del que Trump se ha retirado desde que llegó al poder en 2017, tras dar la espalda al acuerdo nuclear con Irán y romper el Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) con Rusia.

Solo queda un único pacto en vigor entre Estados Unidos y Rusia para la reducción de armas nucleares, el Nuevo START, que expira en 2021 y que Moscú ha propuesto renovar sin condiciones.

Trump ha evitado hablar directamente sobre el Nuevo START y ha defendido en el último año la necesidad de negociar un nuevo modelo de control de armas con Rusia, pero insiste en que ese pacto debe incluir también a China, país que ha rechazado un posible pacto trilateral. EFE

20200522 https://www.diariolibre.com

+ Leídas