ONU pide acceso a Tigray ante el riesgo de hambruna inminente

Ginebra, 11 jun (EFE).- Agencias de Naciones Unidas pidieron hoy al Gobierno etíope que garantice un acceso humanitario ilimitado a la región de Tigray,en el norte de Etiopía, que se encuentra en situación de hambruna inminente, para que se puedan entregar comida y otros suministros básicos a la población y para que cesen las hostilidades.

“La situación alimentaria es catastrófica. Las personas han empezado a morir de hambre”, denunció el coordinador de emergencias del Programa Mundial de Alimentos (PMA) el mayor brazo humanitario de la ONU, Tommy Thompson, desde Etiopía.

El PMA advirtió hace diez días de que un total de 5,2 millones de personas, el 91 % de la población de Tigray, necesita asistencia alimentaria de emergencia debido al conflicto que se prolonga en esta región de Etiopía desde el pasado noviembre.

Se trata de la mayor cantidad de personas en condiciones de “inseguridad alimentaria catastrófica” en una década, desde la hambruna de 2010 en Somalia, dijo el portavoz de UNICEF, James Elder, en una rueda de prensa en Ginebra.

A pesar de que el gobierno se comprometió en marzo a garantizar el acceso a la zona, esto no ha sucedido y la ONU denunció que cada día hay más puntos de control en Tigray, que se ha convertido en un área “increíblemente peligrosa”.

UNICEF alertó de que si no se consigue acceder a la zona, unos 33.000 niños severamente malnutridos en zonas inaccesibles de Tigray corren un alto riesgo de morir.

Por su parte, la portavoz de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Harris, aseguró que solo dos tercios de sus equipos han podido operar en la zona y clasificó la situación de malnutrición entre los niños como una emergencia de salud pública.

“Hemos visto 350 casos de malnutrición aguda severa en niños menores de 5 años solo durante la semana pasada, 18 de ellos con complicaciones”, lamentó Harris.

El PMA pidió 205 millones de dólares para afrontar la situación alimentaria, 70 millones de manera urgente, para asistir a las personas que necesitan comida desesperadamente.

El conflicto en esta región norteña de Etiopía estalló el pasado 4 de noviembre después de que el Gobierno central del país atacara al Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT), el partido que gobernaba la región hasta entonces, en represalia por una agresión de fuerzas tigriñas a una base federal en la zona.

Desde entonces, miles de civiles han muerto y más de dos millones de personas se han visto forzosamente desplazadas mientras que al menos 75.000 han huido al vecino Sudán, según datos oficiales. EFE

20210611 https://www.diariolibre.com

Temas

Sociedad

+ Leídas