Súper Tucano y soborno: cronología del proceso de adquisición

  • Proyecto de compra de las aeronaves fue depositado al Senado el día 7 de septiembre por el Poder Ejecutivo, entonces encabezado por el presidente Leonel Fernández Reyna
$!Súper Tucano y soborno: cronología del proceso de adquisición
El entonces presidente Leonel Fernández, acompañado del comandante de las FF.AA. Pedro Peña y el jefe de la Fuerza Aérea Dominicana, Carlos Altuna, celebra durante la ceremonia de recepción de dos aviones de combate Súper Tucanos el 10 de diciembre de 2009.

SANTO DOMINGO. La labor periodística realizada por el diario estadounidense The Wall Street Journal dio a conocer las investigaciones que se realizaban entorno a lo que -hacía varios años- algunos legisladores sospecharon y posteriormente denunciaron acerca de las irregularidades en el contrato de compra a la empresa brasileña Embraer de ocho aeronaves Súper Tucano.

Las autoridades del país sudamericano sospecharon que hubo sobornos para agilizar la aprobación del empréstito de 93.7 millones de dólares en el Congreso Nacional.

El “combate al narcotráfico”, “misiones de seguridad” y “patrulla de fronteras” formaban parte de los argumentos en que se sustentaba la compra de las aeronaves que pese a que los entonces senadores por Santiago y Peravia, Francisco Domínguez Brito y Wilton Guerrero, expusieron el alto costo en combustible que consumirían los Súper Tucanos de US$ 2,000 por hora, en ese entonces, y en contraste la dificultad con que operaban las sucursales de la Dirección Nacional de Control de Drogas al interior.

También los senadores del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) se opusieron al contrato que contemplaba un préstamo con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil, país del que también proviene el capital de la empresa de construcción de aeronaves Embraer, especializada en aeronaves para fines comerciales, defensa y ejecutiva, según el perfil de la compañía en la Bolsa de Nueva York, donde figura registrada.

Pese a todo esto, el Partido de la Liberación Dominicana instruyó a sus representantes en el Senado y Cámara de Diputados para que aprobaran con prontitud el contrato, sometido por el Poder Ejecutivo en 2007 y que luego contó con la bendición del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, quien estuvo de acuerdo con la adquisición.

Durante los debates en el Senado, varios legisladores peledeístas salieron en defensa del proyecto, entre ellos Charlie Mariotti, Tomy Galán, Ramón de la Rosa, Reinaldo Pared Pérez y Prim Pujals, este último incluso llegó a decir que no debieron ser ocho sino 20 las aeronaves adquiridas por el Estado dominicano a la empresa brasileña.

A la lista de legisladores que estimularon el proyecto se suma además, el senador por la provincia Hermanas Mirabal, Luis René Canaán, a quien la fiscalía de Brasil y la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), han señalado como el hombre del maletín que habría recibido los US$ 3. 4 millones de manos del coronel de la Fuerza Aérea, Carlos Piccini Núñez, quien a su vez los habría aceptado del ejecutivo de Embraer Elio Moti Sonnenfeld, para conseguir los votos favorables en el Congreso que darían paso a la materialización de la compra a la empresa brasileña con el empréstito del BNDES por US$93,697,887.60.

Aquí una cronología del proceso de adquisición de los ocho Súper Tucanos:
Súper Tucano y soborno: cronología del proceso de adquisición
2007

El día 7 de septiembre es depositada por el Poder Ejecutivo, entonces encabezado por el presidente Leonel Fernández Reyna, la iniciativa de un acuerdo de préstamo entre la República Dominicana y el Banco Nacional de Desenvolvimiento Económico y Social (BNDES) para la compra de ocho aeronaves a la Empresa Brasileira de Aeronáutica, s.a. (EMBRAER) por un monto de noventa y tres millones seiscientos noventa y siete mil ochocientos ochenta y siete dólares (us$93.697,887.60).

Dos días después el proyecto es tomado en consideración y enviado a la Comisión de Hacienda del Senado para que emita un informe al respecto.

2008

Casi un año después, el 16 de septiembre, es leído el informe de la comisión de Hacienda conformada para ello que rindió un informe favorable al proyecto remitido desde el Poder Ejecutivo, tras considerar que las aeronaves implicarían “la recuperación del control del espacio aéreo, marítimo y terrestre” del Estado dominicano y “deduciendo que cualquier inversión que se realice en materia de seguridad nacional, será menor frente a los costos y los estragos que provoca el avance del narcotráfico”.

Dicha comisión estuvo presidida por el senador Tommy Galán y además la integraron Amílcar Romero, Francis Vargas, César Díaz Filpo, Félix María Vásquez Espinal, Dionis Sánchez y Luis René Canaán Rojas.

Ese mismo día fue aprobado el contrato en el Senado, presidido por Reinaldo Pared Pérez, pese a que los senadores por Santiago y Peravia, Francisco Domínguez Brito y Wilton Guerrero, se opusieron y expusieron sendas objeciones contra la ratificación del acuerdo debido al costo de operación de las aeronaves que implicaba un gasto de 2, 000 dólares por hora de vuelo.

Cuatro senadores del entonces opositor Partido Revolucionario Dominicano se retiraron de la sesión.

La compra de las aeronaves obtuvo el voto favorable de 18 de 20 senadores.

El 5 de noviembre del 2008, la iniciativa tuvo que ser dejada sobre la mesa porque no se logró la votación requerida.

Durante esa sesión, el diputado peledeísta Elso Segura acudió con la boca tapada con una cinta adhesiva y denunció que sus compañeros habrían recibido sobornos para aprobar varios préstamos, entre éstos el contraído con el BNDES para comprar los Súper Tucano.

El 11 de noviembre del 2008, el contrato con el BNDES y Embraer fue aprobado en la Cámara de Diputados, presidida por Julio César Valentín, con 87 votos a favor y 11 en contra.

Otros 30 legisladores no votaron.

2009

El 9 de enero, la empresa brasileña Embraer confirmó a través de un comunicado la venta de ocho aeronaves del tipo Súper Tucano a la República Dominicana.

La empresa brasileña aeronáutica Embraer confirmó la venta de ocho aviones de defensa “Súper Tucanos” al gobierno de República Dominicana, después de la firma el año pasado de un precontrato del negocio, informó la compañía.

En marzo del mismo año, la empresa anunció que vendería 24 aviones de ataque Súper Tucano a Ecuador, a un precio de 261 millones de dólares. En ese entonces, Colombia poseía 25 unidades y Chile había ordenado 12.

El 11 de diciembre llegaron a la Base Aérea de San Isidro las primeras dos aeronaves procedentes de Brasil, recibidas personalmente por el presidente Leonel Fernández en compañía del secretario de las Fuerzas Armadas, general Pedro Peña Antonio.

Durante la recepción de los Súper Tucano el presidente Fernández subió a una de las aeronaves desde donde saludó a la prensa que estuvo presente.

2010

El 24 de julio del 2010 la Fuerza Aérea recibió tres aeronaves de la empresa Embraer, que aumentaba a cinco el número de los Súper Tucano que ya estaban en territorio dominicano.

El 29 de octubre de este año, la empresa Embraer completó la entrega de los ocho Súper Tucano y el presidente Leonel Fernández llevó a cabo la entrega formal de las aeronaves al ministro de las Fuerzas Armadas y al jefe de la Fuerza Aérea Dominicana, teniente general Virgilio Pérez Félix y el mayor general Israel Aníbal Díaz Peña, respectivamente.

2014

En septiembre de este año, el diario The Wall Street Journal reveló en que documentos revisados por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, los fiscales encontraron pruebas de que ejecutivos de Embraer entregaron un soborno de 3.5 millones de dólares al coronel Carlos Piccini, quien fungió como director de Proyectos de las Fuerzas Armadas en 2008.

De acuerdo con los investigadores el pago iba dirigido a un senador dominicano y se habría hecho a través de una empresa fantasma en Uruguay.

En ese momento la Procuraduría General de la República confirmó que evidentemente las autoridades brasileñas y estadounidenses tenían una investigación abierta al respecto.

2016

El día 16 de marzo, The Wall Street Journal volvió a publicar una investigación sobre el supuesto soborno en la compra de los Súper Tucano y reveló que el consultor Elio Moti Sonnenfeld fue la persona utilizada por Embraer para entregar los 3.4 millones de dólares al coronel Carlos Piccini y que este a su vez los dirigiera a un senador para garantizar la aprobación del contrato de préstamo con el BNDES en el Congreso.

El pasado 10 de agosto el juez de instrucción del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, ordenó el arresto del exministro de las Fuerzas Armadas, mayor general retirado Pedro Peña Antonio, y del coronel de la Fuerza Aérea, Carlos Piccini, por su vinculación con la entrega de 3.5 millones de dólares a un senador para avalar el contrato de compra de ocho Súper Tucano a la empresa Embraer.

También fueron puestos bajo arresto, los empresarios Daniel Aquino Hernández y Daniel Aquino Méndez, hijo del primero.

El día 11 de agosto, salió a relucir que habría sido el senador Luis René Canaán Rojas, la persona que recibió los 3.4 millones de dólares como soborno para agilizar la aprobación en el congreso del empréstito por 93.7 millones de dólares con el BNDES y adquirir las ocho aeronaves Súper Tucano que fabrica la compañía brasileña Embraer.

+ Leídas