Yermys Peña: "La ciudad ideal es aquella que te ofrece proximidad y menos estrés"

  • Con la pandemia ha quedado demostrado qué tan importante es diseñar y construir espacios que cuiden nuestra salud, un reto que la arquitecta Yermys Peña enfrenta con ingenio y grandes proyectos
$!Yermys Peña: La ciudad ideal es aquella que te ofrece proximidad y menos estrés
Yermys Peña es arquitecta experta en wellbeing y construcciones sostenibles.

La arquitectura sostenible gana relevancia y se consolida, por lo que cada día más arquitectos, ingenieros y empresas buscan que sus obras sean verdes y amigables con el medio ambiente. Una realidad con la que la arquitecta Yermys Peña está bien familiarizada desde que hace 20 años iniciara su trayectoria profesional. “La buena arquitectura aporta valor, no sólo al inmueble, sino también a la ciudad y a su gente, y con ello a las futuras generaciones. Ese es mi propósito: construir valor y bienestar en cada espacio”. Y más ahora que la pandemia ha demostrado que la arquitectura debe enfocarse en proyectos que promuevan la calidad ambiental y el bienestar de la comunidad en la que se desarrollan, tal y como demuestra en sus dos nuevos proyectos: Camina Santo Domingo y Vista 311. Peña, experta en construcciones sostenibles, hace una radiografía de cuál es el estado de la arquitectura sostenible en nuestro país y confirma por qué esta tendencia seguirá en alza desarrollando sobre todo la sostenibilidad de los espacios públicos.

¿Cómo definirías ‘arquitectura sostenible’ para quien no está familiarizado con el término?
La arquitectura sostenible tiene como objetivo minimizar el impacto ambiental de la obra diseñada y a construir, y crear un compromiso durante todo su ciclo de vida con el entorno. Este tipo de construcción se basa, principalmente, en utilizar energía renovable y materiales sostenibles, en la conservación del agua y en la calidad ambiental, resultando con ello beneficios como reducción del calentamiento global y protección de la capa de ozono, uso de menos energía, menos generación de CO2, mejoramiento de la calidad del aire y del agua, y la conservación y restauración de los recursos naturales. El diseño y la construcción sostenible proporcionan beneficios económicos, ambientales y sociales como resultado del uso responsable de los recursos. Sin embargo, personalmente, pienso que la buena arquitectura en sí es sostenible, tan simple como eso.

¿Cuál es el estado actual de la arquitectura sostenible en RD? ¿Cómo está el nivel de conciencia?
La construcción sostenible es una tendencia que comienza a consolidarse, por lo que cada día más arquitectos, ingenieros y empresas buscan que sus obras sean verdes y amigables con el medio ambiente, ya con mayor formalidad a nivel de certificaciones.

¿Qué retos, a corto y a largo plazo, tiene la arquitectura sostenible en nuestro país?
A nivel de normativas gubernamentales debería incorporarse alguna que ayude a que los diseños cumplan con ciertos criterios específicos de salubridad y habitabilidad para viviendas unifamiliares o edificios de otras tipologías. A la fecha no contamos a nivel oficial con incentivos reales para las construcciones sostenibles que lleven a que los ciudadanos consideren invertir en este tipo de proyectos y motivar a los desarrolladores a la construcción de casas y edificios sostenibles. Por ejemplo, exenciones fiscales, tasas de financiamiento preferenciales para los constructores y propietarios, reducción de impuestos, períodos cortos y tasas preferenciales en la tramitación de permisos de proyectos, entre otros. Actualmente se recurre a aprovechar incentivos de distintas áreas como la Ley 57-07 de Incentivos a las Energías Renovables, Regímenes Especiales y la Resolución 376-05 que establece la tasa cero en la importación de luminarias de bajo consumo y la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales. Pero ya es tiempo de elaborar una propuesta legislativa que favorezca la construcción de edificios sostenibles.

¿Crees que existen materiales más sostenibles que otros, o solamente depende de la utilización que se les dé?
Definitivamente existen materiales más sostenibles que otros. El uso de los materiales es muy importante a la hora de hablar de construcciones sustentables. Los materiales usados en estos edificios poseen pocos o mínimos riesgos de emisión de gases tóxicos en su fabricación y al final de su uso. Esto se traduce en construcciones más ecológicas guiadas por las pautas de la naturaleza, enfocadas al bienestar del ser humano y minimizando los impactos destructivos del medio ambiente.

Para ti, ¿qué requisitos básicos debería cumplir una obra sostenible?
La edificación sostenible debe, principalmente, minimizar el impacto ambiental con respeto y compromiso durante todo su ciclo de vida. Dicho ciclo va desde su diseño hasta su construcción, operación, mantenimiento, renovación e incluso demolición.

¿Cuál es el proyecto más sostenible que has propuesto o llevado a cabo?
Hemos desarrollado varios en este sentido, siendo el más reciente, y por ende el más actualizado, el proyecto Vista 311, un edificio corporativo orientado al bienestar de los empleados, conscientes del impacto positivo que tiene el bienestar en el rendimiento profesional de las personas. Vista 311 es un edificio responsable con el medio ambiente. Es, además, el primer edificio con techos verdes de la ciudad y está en el proceso de certificación Leed Gold, por lo que será el primero en obtener esta calificación en República Dominicana.

¿Cómo diseñaste este edificio para fomentar el bienestar de sus ocupantes?
Es la combinación de mis dos pasiones, que son el diseño y el bienestar. Vista 311 es la edificación de negocios más vanguardista de República Dominicana, diseñada para favorecer el bienestar y la productividad. Si analizas el tiempo que usualmente pasamos en nuestros espacios de trabajo, ocho horas o más, se hace necesario ofrecer respuestas que lleven a generar espacios que dinamiten la vida laboral, creen mayor compromiso, conserven la salud de sus ocupantes, mejoren la comunicación del equipo y para las empresas esto genera una mayor productividad, menos ausentismo, menos enfermedades y un clima laboral de felicidad. Con la pandemia quedó demostrado qué tan importante es diseñar y construir espacios que cuiden nuestra salud. La calidad del aire interior (que no se trata de un mantenimiento mensual a un equipo de climatización), visuales agradables, control de la incidencia del calor exterior, evitar la contaminación acústica, proporcionar una iluminación adecuada, son parte de los factores que llevan a ese ambiente ideal que hará que tu estado de ánimo en el trabajo sea positivo. La creación de techos verdes en medio de una avenida como la Rómulo Betancourt, carente de espacios verdes cercanos, absorbe el dióxido de carbono producido por los vehículos, genera oxígeno, baja la temperatura del edificio y además ofrece un espacio para reuniones y convivencia de los usuarios. Tienes un edificio que ofrece un valor agregado para el entorno.

También estás asesorando a la Alcaldía con “Camina Santo Domingo”, un proyecto de calles peatonales para lidiar con la densidad en el polígono central, ¿qué quieren mejorar?
Se trata de un proyecto que va dirigido al desarrollo de un Santo Domingo que busca el bienestar de sus ciudadanos a través de la peatonalización temporal de vías y la recuperación de espacios verdes y públicos. Hablamos de la peatonalización de calles de la ciudad en diferentes sectores, de manera temporal, durante los domingos y días feriados, en horarios limitados, para realizar actividades al aire libre que lleven un beneficio en la salud física y mental de la ciudadanía. Este plan plantea diferentes calles dentro de las tres circunscripciones del Gran Santo Domingo y, además, busca reactivar la economía, ya que los comercios precisan más que nunca de que sus potenciales clientes puedan caminar cerca de sus establecimientos para reactivar sus ventas. En cuanto a la recuperación de espacios verdes y espacios públicos, como arquitecta experta en la práctica de bienestar y sostenibilidad, siempre he defendido el medio ambiente y la necesidad de espacios abiertos, pero ahora existen nuevos acontecimientos que aumentan esta necesidad: la crisis sanitaria requiere los espacios públicos para salir a caminar, recrearnos y tomar aire fresco. En el gran Santo Domingo hay lugares abandonados que pueden recuperarse y parques que pueden intervenirse para devolverlos a la ciudad de forma segura sin incurrir en grandes gastos económicos.

Estamos quemados en materia de planificación urbanística, si te dejaran ¿qué harías para devolver a la ciudad organización, espacios verdes y movilidad?
Priorizar al peatón, que es realmente quien debe disfrutar de la ciudad. Durante muchas décadas las soluciones de ciudad venían orientadas al automóvil, olvidando que sin carros las personas son más felices.

¿Cuáles son las grandes carencias de nuestra ciudad en el ámbito urbanístico?
La conexión, hay que parar de pensar los edificios de manera individual. Una ciudad no puede ser solo edificaciones con infraestructuras viales. Los seres humanos deben tener espacios para admirar el paisaje, disfrutar un atardecer. Cada edificio debe diseñarse pensando en su incidencia con el entorno, aportar una plaza, un espacio verde, cuidar de no agredir por ofrecer soluciones basadas en automóviles.

Yermys Peña: La ciudad ideal es aquella que te ofrece proximidad y menos estrés
“Con la pandemia quedó demostrado qué tan importante es diseñar y construir espacios que cuiden nuestra salud”
Yermys Peña, arquitecta experta en wellbeing y construcciones sostenibles

¿Qué políticas de diseño urbano podrían replicarse y funcionar en una ciudad como Santo Domingo?
Las ciudades del mundo están recuperando el espacio público para peatones y bicicletas. Así lo han demostrado París, Berlín, Madrid, Barcelona, Copenhague, Saint Gallen, Chapultepec, Medellín, Nueva York, entre otros. “Camina Santo Domingo” iniciará con un plan piloto en las tres circunscripciones del Gran Santo Domingo. Con toda seguridad, propiciará que los ciudadanos recuperen el espacio público con calidad para albergar a todas las personas que lo disfruten. Esto se está llevando a cabo de forma integrada: asociaciones de empresas, comerciantes, hoteles y juntas de vecinos, encontrando un gran apoyo en todos los sectores. Y es un esquema que podemos repetir a nivel nacional. Además de la revisión de normativas sobre uso de suelo y densidad para sincerarnos con la realidad y ofrecer una planificación de ciudad adecuada de cara al futuro y las nuevas generaciones. Me mantengo como observadora a nivel de políticas urbanas. La arquitectura tiene una relación directa con el sector público. Pero puedo ver acciones positivas y negativas de cualquier partido, eso me permite expresar mi opinión sobre temas de urbanismo, arquitectura y construcción de forma libre.

¿Cuál es tu ciudad ideal?
Para mí la ciudad ideal es aquella que te ofrece proximidad y menos estrés. Donde la importancia mayor sea el índice de felicidad (World Happiness Report), que ya va por su octavo año, el cual es realizado por la ONU, y está enfocado en bienestar urbano, social y medioambiental en lugar de perseguir alcanzar el PIB (Producto Interno Bruto) que mide la riqueza y el crecimiento económico de los países, pero no indica datos reales sobre el bienestar pues no contempla la distribución y calidad de estos bienes. Entonces mi ciudad ideal es esa que te ofrece calidad de vida, donde llegas y no quieres irte.

¿Qué arquitectos y otros profesionales o artistas han ejercido mayor influencia en tu trayectoria?
En primer lugar, Zaha Hadid, por su fortaleza para ser visible en un mundo donde, como bien expresaba ella, muchos pensaban que las mujeres no podíamos pensar en 3D, pero ella logró retar con sus diseños curvos y elegantes estructuras, y ser la primera mujer en ganar el premio Pritzker. Admiro profundamente al arquitecto Norman Foster, con una pureza y estilo únicos. Además de Renzo Piano, con soluciones siempre complejas pero sin pretender ser una arquitectura de espectáculo, entre otros grandes.

¿Nos puedes adelantar en qué proyectos te vas a embarcar próximamente?
Andamos a un excelente ritmo en estos momentos, la pandemia ha puesto a muchos a entender que esto del bienestar no es un adorno, es un aspecto fundamental; que el buen diseño, la flexibilidad, la correcta orientación, distribución, selección de materiales, experiencia sensorial y la naturaleza se han revalorizado en busca de mejorar la salud por medio de nuestros diseños y cuidando el medio ambiente. Estamos inmersos en varios proyectos de viviendas unifamiliares, proyectos cerrados de viviendas, edificios de usos mixtos (combinando espacios comerciales y residenciales, educacionales con comercial, corporativos con hoteles) y proyectos corporativos individuales. Vienen soluciones interesantísimas porque en cada uno de ellos tenemos targets de público diferentes. Entre mis intereses están las creaciones a distintas escalas, desde ciudad, edificaciones, interiores, hasta el diseño de objetos y piezas de moda. ¡Hay tantas cosas por hacer aún! ¡Vienen otras facetas dentro del arte!

Cuando arquitectura y wellness se cruzan

Yermys Peña ha sido siempre una apasionada de la arquitectura y la construcción. Ama diseñar, crear a través de este arte, del mismo modo que ama todo lo vinculado a la salud y el bienestar. A su entender, ambas pasiones van de la mano, ya que diseñar tiene un impacto en la vida de las personas de índole político, social, cultural y ambiental, brindando soluciones integrales a los problemas que enfrentamos en el presente y cuidando de esta forma las necesidades de las futuras generaciones, para que tengan una mejor calidad de vida. Es fiel creyente de esto, por eso busca que sus proyectos aporten al bienestar no sólo de quienes lo habiten o hagan uso de ellos, sino también a la protección del entorno, es decir el medio ambiente. La buena arquitectura aporta valor, no sólo al inmueble, sino también a la ciudad y a su gente, y ese es su propósito: construir valor y bienestar en cada espacio. La arquitectura ante todo debe ser ecológica, guiada por las pautas de la naturaleza y enfocada al bienestar del ser humano, minimizando los impactos destructivos del medio ambiente, preservando la salud y aumentando la felicidad del usuario.

20201027 https://www.diariolibre.com

+ Leídas