Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Trabajo doméstico
Trabajo doméstico

El trabajo doméstico, el importante y desprotegido generador de empleo

Se caracteriza por ser un sector altamente feminizado (92.31 %) e informal (94.84 %)

El servicio doméstico representó la rama de actividad económica de menor pago por hora de trabajo

Expandir imagen
El trabajo doméstico, el importante y desprotegido generador de empleo
Imagen que muestra a una empleada del hogar. (FUENTE EXTERNA)

Las personas que trabajan en el sector doméstico en la República Dominicana lo hace en condiciones “inadecuadas”, con amplias jornadas, una precaria remuneración, sin una protección social e insuficiencia regular, determinó en un informe el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (Mepyd).

Rosa Cañete, la directora de Análisis de Pobreza, Desigualdad y Cultura Democrática del Ministerio de Economía, consideró que el sector debe considerarse como una rama para la actividad económica debido a que en 2021 hubo 4,556,645 personas ocupadas de 15 años y más, de las cuales, el 5.38 %, 245,102 se reportaron en el sector servicio doméstico.

Cañete indicó que las cifras superan a las personas empleadas en las zonas francas, un sector con más nivel de incentivos y de regulación. “Viene (el análisis) a hacernos repensar la importancia de la revalorización de este tipo de funciones que se desarrollan en el trabajo doméstico”, indicó.

La regulación del trabajo doméstico

Rosa Cañete destacó que el trabajo doméstico en el país requiere de más regulación para garantizar los derechos a quienes están en él.. Explicó que no existe una jornada máxima de trabajo para el sector, no está establecido el pago de horas extras, por trabajar en días festivos y los fines de semana.

Tampoco está establecida la licencia de maternidad, a pesar de que el 92.31 % de las personas que trabajan en el servicio doméstico es mujer y el 7.69 % es hombre. Se trata de la ocupación de mayor nivel de feminización.

El Código de Trabajo establece que la retribución de los trabajadores domésticos comprende, además de los pagos en dinero, alojamiento y alimentos, salvo convenio en contrario. No hay un horario, pero se indica que los empleados deben tener, entre dos jornadas, de un reposo ininterrumpido de nueve horas y disfrutar del descanso semanal de 36 horas.

También tienen derecho a dos semanas de vacaciones remuneradas cada vez que cumplan un año de servicio, así como el salario de Navidad, cuyo monto será igual a la suma de dinero pagada por el empleador.

Rosa Cañete ve viable la regulación del trabajo doméstico a través de regímenes especiales y diferenciados. Propuso, como opción, vincular el sector con incentivos, como se hace en otros países donde un hogar puede tener reducción de sus impuestos si formaliza los contratos de sus trabajadores domésticos.

Tanto Cañete como Ángel Serafín valoraron la propuesta de resolución del Ministerio de Trabajo que procura la regulación del sector a través de prerrogativas relativas al tipo de contrato, la duración de su jornada laboral, salarios, vacaciones y protección de los trabajadores de este sector a través del Sistema Dominicano de la Seguridad Social (SDSS). “Debemos garantizar que el trabajo doméstico no es minusvalorado y que se le garantizan iguales derechos que al resto de los trabajadores”, expresó Rosa Cañete.

La seguridad social

El acceso a la seguridad social representa uno de los puntos críticos para el trabajo doméstico remunerado. Representa la rama de actividad económica de menor protección social a través del empleo. Se estima que únicamente 3.53 % se encuentran afiliadas por su trabajo a un seguro de salud y 3.08 % afiliadas al sistema de pensiones.

Las características de los trabajadores 

Ángel Serafín, analista sectorial del Ministerio de Economía, explicó que la composición etaria de los trabajadores domésticos está compuesta, en su mayoría, por una población adulta mayor, con edades comprendidas entre 40 y 59 años. 

Para 2021, este grupo etario representó 52.16 % de la población ocupada en servicio doméstico, lo que significó 127,840 trabajadores, de acuerdo con el análisis. Los trabajadores, explicó Serafín Cuello, tienen un alto nivel de alfabetización (92 % sabe leer y escribir), pero un bajo nivel de escolaridad.

“Esa situación similar encontramos en agricultura, ganadería, construcción, niveles más bajo de cualificación, pero que el Estado ha dado pasos importantes para su regulación”, comparó Serafín, coautor del análisis.

Se trata, además, de una población que pertenece en su mayoría (56 %) a hogares monoparentales por lo que el analista entiende que regular las condiciones de esta rama incidirá en el resto de los miembros del hogar. “Paso importante para romper con las tendencias negativas de la reproducción de la pobreza y las condiciones de desigual en las que se encuentra el sector”, expresó. 

Brecha de género

El análisis determinó que, a pesar de ser un sector altamente feminizado, existen brechas de género negativas para las mujeres. En promedio, las mujeres tienen un salario de RD$8,115 mientras que el de los hombres es de RD$11,969, lo que representa un 32 % menos que para las mujeres.

Se trata de una brecha más grande que la nacional en cuanto al ingreso laboral promedio entre hombres (RD$21,119) y mujeres (16,914), que se sitúa en RD$4,205, lo que representa una variación entre el ingreso laboral promedio de -20 %. 

Pero, para ambos casos, el promedio mensual por concepto de salario estuvo por debajo del promedio nacional, tomando en cuenta la totalidad de población ocupada, que reportó RD$19,429 durante 2021.

Ángel Serafín destacó que se trata del sector con el menor pago por hora en la República Dominicana. “Los coloca en una desigualdad profunda. El ingreso repercute mucho en las condiciones de pobreza en las que se encuentran”, afirmó.

Además de esto, señaló que es la principal rama de actividad económica con mayor nivel de hogares en situación de pobreza monetaria, un 20.33 %. “Esto nos habla de la necesidad de ir regularizando el sector, comenzado por su ingreso con su salario mínimo del servicio doméstico”, dijo.

Los autores del estudio reiteraron la importancia de que la propuesta de resolución del Ministerio de Trabajo salga adelante, como una iniciativa que ayude a nivelar los trabajadores domésticos, en su mayoría son mujeres, con el resto del país.

Sector muy informal

La informalidad se suma a las características que reflejan diferencias entre el servicio doméstico y el resto de ramas de actividad, según el análisis del Ministerio de Economía. Apenas un 5.2 % de las personas que trabajan en servicio doméstico son formales frente al 94.8 % que son informales.

TEMAS -

Graduada de Comunicación Social mención Periodismo en la UASD. Tiene experiencia trabajando en periódicos impresos y digitales, también en la producción de programas radiales.