Familia de hispana muerta después de cirugía estética en RD exigen respuesta

  • La mujer, fallecida el 25 de junio, fue operada por el doctor Félix Almánzar
$!Familia de hispana muerta después de cirugía estética en RD exigen respuesta
Alexandra, de 33 años, murió después de someterse a una abdominoplastia practicada por el doctor Félix Almánzar.

La familia de Alexandra Medina, una madre hispana residente en el suburbio de Yonkers, que falleció en la República Dominicana, después de someterse a cirugías plásticas practicadas por el doctor Félix Almánzar, denunciado previamente por las muertes de otras dos mujeres que viajaron desde los Estados Unidos, está exigiendo respuestas adecuadas del médico, diciendo que él desapareció y no ha respondido a las llamadas.

La madre de Alexandra, Kanny Toro,dijo que su hija se hizo las cirugías a pesar de la oposición de toda la familia.

El Ministerio de Salud Pública informó ayer lunes que Almánzar no tiene licencia para ejercer como cirujano y que Medina murió de un tromboembolismo graso pulmonar y no de un paro respiratorio, como informó la clínica.

Alexandra, de 33 años, murió después de someterse a una abdominoplastia.

Medina viajó a República Dominicana el pasado miércoles, después de hacer contacto con el cirujano a través de la página realself.com.

La madre dice que al día siguiente, jueves, Alexandra fue intervenida y quedó de comunicarse con ella, inmediatamente saliera del quirófano, pero al no hacerlo, la señora Toro la llamó numerosas veces sin obtener respuestas.

Fue declarada muerta luego de sufrir una falla respiratoria en las primeras horas del sábado por la mañana.

“Lo he perdido todo. Siento que perdí mi alma, como si me la hubieran arrancado del cuerpo”, dijo Toro.

“Todos, su papá, yo, toda la familia le dijimos que no lo hiciera”, agregó la madre.

Según explicaron los familiares, la mujer falleció el 25 de junio tras regresar de la República Dominicana. Dicen que fue trasladada a un centro de salud por fuertes dolores y que ahí le hicieron una cirugía para corregir las heridas de la primera, falleciendo tres horas después de la operación.

Medina dejó a un niño de 14 años en la orfandad.

Su madre dijo que Alexandra había estado ahorrando durante años para hacerse una abdominoplastia. Contó que aunque originalmente planeaba viajar a Colombia, al final decidió hacérsela en la República Dominicana.

Al caso de la muerte de Alexandra ante la posible mala práctica médica a mujeres que viajan desde los Estados Unidos se suman Sharlim Almanzar Paulino, de 26 años, sometida a seis cirugías el 20 de junio y Sharlim Almanzar Paulino, de 26 años, todas residentes en la ciudad de Nueva York.

Estudio universitario

Cirujanos del Centro Médico de la Universidad, de Texas en Galveston, dijeron que las recientes muertes de las tres mujeres comprueban los peligros del turismo médico y que las pacientes deberían pensar dos veces antes de considerar la posibilidad de viajar a cirugías en otros países, por el costo más barato en Estados Unidos, a costa de sus vidas.

El equipo médico de la universidad analizó las infecciones postoperatorias que se trataron en los Estados Unidos, después de las cirugías electivas que se realizaron en el extranjero entre 2003 y 2017.

De 42 casos, 20 ocurrieron en la República Dominicana.

Otros países donde han muerto otras mujeres, incluyen México, Tailandia, China, Ecuador, Panamá y Venezuela. Los tres procedimientos principales que resultaron en complicaciones fueron abdominoplastias, reducción de senos y liposucción.

Los investigadores encontraron que las dos infecciones más comunes encontradas fueron Mycobacterium abscessus y Mycobacterium fortuitum, cepas de bacterias resistentes a los antibióticos que se encuentran en el agua, el suelo y la suciedad.

Estas son las mismas bacterias sobre las cuales el Centro de Enfermedades Contagiosas (CDC) con sede en Atlanta, emitió una advertencia en el 2016 después de que 18 mujeres de seis estados del noreste y el atlántico central de Estados Unidos, contrajeran esas infecciones en cinco clínicas diferentes en la República Dominicana.

“Estas infecciones a menudo se diagnostican tarde debido a una baja sospecha clínica, y los pacientes experimentan un curso clínico prolongado que involucra múltiples operaciones y medicamentos”, escribieron los investigadores de la universidad de Texas.

20190709 https://www.diariolibre.com

+ Leídas