Restricciones innecesarias durante la lactancia

“No necesitas una dieta especial mientras estás lactando, pero es una buena idea incluir todo lo saludable”
$!Restricciones innecesarias durante la lactancia

Entendemos que el objetivo principal de la lactancia es satisfacer requerimientos nutricionales en el lactante y el aporte de elementos de gran importancia en la primera etapa de la vida. A pesar de todos los beneficios ampliamente demostrados de la lactancia, sólo un 37% consigue lactar por los 6 meses sugeridos (Kidd, 2019).

Sea por recomendación de su médico, de su familiar o amigo, es frecuente que a toda madre lactante se le sugiera evitar ciertos tipos de alimentos que están “prohibidos” o que no son recomendables durante la etapa de lactancia.

Dentro de las restricciones más comunes se encuentran:

Café

Comidas picantes

Alimentos crudos

Huevos

Nueces

Lácteos

Vegetales crucíferos (brócoli, coliflor, repollo)

Coco, aguacate y otros

Es probable que la lista de alimentos que deberían evitarse sea más larga, pero no queremos perder tiempo mencionando más alimentos, pues ninguno de los antes mencionados está realmente prohibido. No existe literatura científica que justifique evitar algún alimento en específico, a menos que el lactante reaccione negativamente y deba eliminarse.

Considere documentarse adecuadamente antes de evitar alimentos que proveen nutrientes esenciales en la lactancia como es el aporte de proteínas y una adecuada hidratación para cubrir las necesidades de la madre lactante.

A partir de ahora, consuma una dieta regular que incluya diariamente frutas, verduras (de todo tipo), cereales integrales y fuentes de proteínas animal y vegetal (carnes, pescados y leguminosas), evitando el exceso de cafeína y sustancias estimulantes como las existentes en el chocolate y algunas otras bebidas.

A pesar de que no existe literatura científica que justifique restringir alimentos, observe la tolerancia de la leche materna en el bebé para realizar cambios justificados.

+ Leídas