Los cien pesos del día

Si los censos y estudios de todo tipo de organizaciones no se equivocan, cerca del 40 % de los hogares dominicanos tienen al frente a una mujer sola. Una mujer que mantiene (muy bien, bien, regular o apenas) a su familia. Una mujer que no tiene a su lado a nadie que le deje “los cien pesos del día” sobre la mesa antes de salir.

Pero tampoco el 60 % restante responde completamente a la idea que tiene el presidente de la Cámara de Diputados de la economía doméstica. Las mujeres trabajan fuera de la casa desde hace décadas y comparten la manutención del hogar o son las principales proveedoras, caso cada vez más frecuente en la clase alta, en la media y en los sectores populares. En este tema se camina hacia la igualdad... Y también muchos hogares, no se sabe cuántos, se organizan como el Sr. Camacho explica. Porque en cuestión de dinero, cada quien se las arregla como quiere pero sobre todo... como puede.

Camacho es psicólogo, con mucho poder en el mundo de los maestros y preside la institución donde se hacen las leyes. Tres facetas de la vida (salud mental, educación y política) que le deberían haber enseñado que la sociedad dominicana ha cambiado. Tanto, que ya no se reconoce en esos viejos clichés que la clase política maneja mal incluso con buenas intenciones.

Estamos entre dos mundos. El de la vida real, con mujeres independientes, con hombres y mujeres que proveen y comparten la administración de la economía familiar y un mundo paralelo, ese en el que se quedaron atascados muchos políticos que van al Congreso habiendo dejado cien pesos sobre la mesa al salir de casa.

Ese es un problema: la vieja y estancada política legisla (por tanto regula) para una sociedad que necesita con urgencia organizarse para un futuro que ya está aquí.

+ Leídas