Un candidato insoportable

En mi particular visión de las características que debe poseer un buen candidato a cualquier puesto de elección popular, lo que incluye hasta al regidor del más recóndito lugar del país, es que sea, hombre o mujer, ambidextro, para que golpee a derecha e izquierda. Con probada honestidad personal, debe tener arredro, para no mencionar otra cosa, ser terco como mula y enemigo a muerte de lo burocrático. Mi voto iría a un candidato práctico, justo, equilibrado, gruñón y rosca izquierda, que sin dejar de tener capacidad para dialogar y concertar no contemporice y sea perseguidor implacable de todo lo que huela mal. Un candidato que trabaje a favor de los que le votaron y que no se haga cómplice de las fallas de los demás.

+ Leídas