Spider-Man: Far from home

$!Spider-Man: Far from home

El Hombre Araña vuelve a las salas de cine con el estreno de “Spider-Man: Far from home”, filme dirigido por Jon Watts y protagonizado por Tom Holland, Jake Gyllenhaal, Zendaya, Jacob Batalon, Marisa Tomei, Samuel L. Jackson y Jon Favreau.

En esta ocasión vemos cómo meses después de los eventos de “Avengers: Endgame” Peter Parker, alias Spider-Man (Tom Holland), aún está lidiando con la muerte de alguien muy importante en su vida cuando decide irse de viaje a Europa con MJ (Zendaya), Ned Leeds (Jacob Batalon) y el resto de sus amigos. Las vacaciones de Parker son interrumpidas cuando a Nick Fury (Samuel L. Jackson) y aMaria Hill (Cobie Smulders) los reclutan para que se unan a Mysterio (Jake Gyllenhaal) para que juntos detengan la amenaza de los extraños seres conocidos como los Elementales.

Esta es la segunda incursión del director Jon Watts en el mundo del Hombre Araña y en el Universo Cinematográfico de Marvel (MCU, por sus siglas en inglés) ya que también dirigió “Spider-Man: Homecoming” (2017).

En esta ocasión él vuelve a resaltar una de las fuerzas más importantes del cómic, las personas que afectan la vida de Peter Parker la persona, no el héroe. Aunque Spider-Man cuenta con uno de los mejores elencos de personajes secundarios en el mundo de las historietas, en la trilogía de Sam Raimi (protagonizadas por Tobey Maguire) y las dos producciones dirigidas por Marc Webb (protagonizadas por Andrew Garfield) solo conocíamos a Parker, sus tíos, su interés romántico y de vez en cuando un bully.

Tanto en “Far from home” como en “Homecoming” se le da un mayor énfasis a la vida de Peter como estudiante de bachillerato y a sus conexiones personales, pero sin ignorar el drama y la acción relacionadas a la vida de un superhéroe. El filme también le dedica mucho a la forma en que nuestro héroe procesa emocionalmente como él y el resto del mundo han sido afectados por la épica confrontación entre los Vengadores y Thanos, aunque algunas escenas adicionales de acción habrían caído bien.

En general, el aspecto visual de la película está muy bien, desde la fotografía hasta los efectos, pero hay algunas secuencias de acción que son más similares a las escenas de un videojuego que a una película.

En cuanto al villano (¿o villanos) no daré muchos detalles para evitar spoilers, pero sí diré que, aunque es un elemento importante y entretenido, no está a la altura de adversarios como Erik Killmonger (Michael B. Jordan) en “Black Panther” (2018), el Buitre (Michael keaton) en “Spider-Man: Homecoming” (2017), Thanos (Josh Brolin) en “Avengers: Infinity War” (2018) y Ego (Kurt Russell) en “Guardians of the Galaxy Vol. 2” (2017).

Las actuaciones de Jake Gyllenhaal, Zendaya, Jacob Batalon y los demás están muy bien pero el que vuelve a sobresalir es Tom Holland, quien interpreta a la perfección un Peter Parker/ Spider-Man divertido, vulnerable y heroico.

“Spider-Man: Far from home” no es la mejor película del MCU, pero es un buen capítulo para darle un punto final a la que vino antes e incentivar al público para ver lo que vendrá después. Ah, por cierto, hay dos finales adicionales, uno a mitad de los créditos y otro al final, y ambos son muy importantes.

+ Leídas