Rigoletto: ópera para el fin de semana

  • La donna è mobile es la más conocida de las arias de la ópera; no es un aria, es una canción irresistible
$!Rigoletto: ópera para el fin de semana
Luciano Pavarotti, un Duque de leyenda.

Rigoletto es una de las grandes obras maestras de uno de los mas conocidos compositores de opera, el italiano Giuseppe Verdi (1813 - 1901). Rigoletto, junto con Il Trovatore y La Traviatta, conforma la célebre trilogía del compositor y afianza con ella su maravilloso estilo musical. Esta ópera está basada en el drama teatral Le Roi s’amuse de Víctor Hugo y para Verdi se convirtió en la mejor historia que musicalizó hasta este momento de su carrera, una perfecta mezcla entre vitalidad, tragedia y situaciones enormemente humanas.

En este articulo les comparto, las que a mi entender son las cuatro arias más hermosas, el cuarteto que marca un clímax en la ópera y una versión completa al final.

1. Caro nome (nombre querido, que has hecho palpitar mi corazón por primera vez)


Caro nome es la primera de las arias de Rigoletto que vamos a escuchar. La canta Gilda, hija de Rigoletto, el bufón del palacio del Duque de Mantua. Gilda está enamorada. Se ha enamorado de un joven. Algo difícil, porque su padre no la deja salir más que para ir a la iglesia. Pero, allí precisamente, conoce un muchacho que ella cree (porque él se lo dice) que es un estudiante. Todo es mentira, es el Duque, que sabe de la inocencia de la muchacha y lo fácil que la puede engañar. El Duque soborna a la criada para poder acercarse a ella. Tras visitarla, Gilda se queda como en un estado de entonación recordando a su querido estudiante. Nadine Sierra canta el aria Caro nome, del acto I de la opera, en el Metropolitan Opera/ Temporada 2018–2019 .

2. Ella mi fu rapita... Parmi veder le lagrime (¡Me la han robado! Me parece ver las lágrimas)


Una de las arias de Rigoletto más difíciles y también de toda la producción de Verdi. Canta el Duque de Mantua, el tenor aquí se destaca o se hunde. El Duque se encuentra en su palacio y lamenta el rapto de su amada Gilda. Ese amor casi ha conseguido cambiar el talante seductor del Duque. En un momento dice: “Casi atraído a la virtud me creo”. En ese momento es cuando vemos al Duque más tierno y más humano. Después, cuando los cortesanos le dicen que se la han traído a su palacio, se le olvidan todos esos pensamientos románticos y decide pasar al ataque.

Un Duque de leyenda, Luciano Pavarotti


3. Cortiggiani, vil razza dannata (Raza maldita de cortesanos)

Por fin, en las arias de Rigoletto llegamos a la gran aria del personaje protagonista. Rigoletto ya no es un bufón, es un padre doliente que busca desesperadamente a su hija. Su rabia le hace maldecir a aquellos que se la han llevado. Seguidamente, el dolor se convierte en súplica. Si hay un momento conmovedor en Rigoletto es este.


4. La donna è mobile (la mujer es cambiante)


La donna è mobile es la más conocida de las arias de la ópera; no es un aria, es una canción irresistible. Es una canción con la que se estrellan muchos grandes tenores. Esta canción, ligera, es una fenomenal muestra del genio dramático de Verdi. Nos presenta al Duque en su esencia. No canta ante nadie, se encuentra solo, y dice abiertamente lo que piensa de las mujeres. Es un personaje que a pesar de su título no tiene nada de noble. Es un seductor y un tirano.


El cuarteto más bello de Verdi: Bella figlia dell’amore (Hermosa hija del amor)


Cuatro voces en paralelo, cuatro sentimientos conforman este cuarteto de Rigoletto. Magdalena ejerce su seducción con su risa. El duque hilvana sus frases de conquistador para ella. Rigoletto pregunta a Gilda si aún no se ha convencido del carácter libertino y depravado del Duque. Gilda no hace otra cosa que lamentarse y Rigoletto responde sin piedad para el duque.

Y finalmente la ópera completa, Dresden, 2008

20210610 https://www.diariolibre.com

+ Leídas