Brasil autoriza evacuación de pasajeros de dos cruceros con 576 pasajeros

Río de Janeiro, 25 mar (EFE).- El Gobierno brasileño autorizó a dos cruceros internacionales a atracar en Río de Janeiro para evacuar a 576 pasajeros que no recibieron permiso para desembarcar ni en Chile ni en Argentina ni en Uruguay por la crisis generada por el COVID-19, informaron este miércoles fuentes oficiales.

La autorización fue concedida por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), un órgano regulador vinculado al Ministerio de Salud, luego de que ambos cruceros, operados por la empresa Ponant, solicitaran ayuda humanitaria.

De acuerdo con la Anvisa, los pasajeros, en su mayoría franceses, belgas, suizos, australianos y estadounidenses, permanecerán provisionalmente en los navíos hasta que las empresas operadoras de los cruceros fleten las aeronaves necesarias para transportarlos hasta sus respectivos países.

Según la Anvisa, los navíos L'Austral y Le Boreal navegaban por la Antártida cuando se agravó la crisis mundial generada por la expansión del coronavirus, pero ninguno de sus pasajeros ha presentado síntomas de la enfermedad ni es sospechoso de haber contraído el COVID-19.

El L'Austral atracó en el puerto de Río de Janeiro el pasado domingo y la mayoría de sus 252 pasajeros ya embarcó en vuelos hacia sus respectivos países, pero el navío permanece fondeado en Río de Janeiro con su tripulación a bordo.

El navío estuvo cerca de 20 días en alta mar sin poder atracar en ningún puerto y, tras ser autorizado a hacerlo en Río de Janeiro, permaneció anclado frente a la famosa playa de Copacabana mientras se negociaba la evacuación de los pasajeros.

De acuerdo con la Anvisa, los 20 días en que permanecieron aislados es un período superior al de 14 días de incubación del virus transmisor del COVID-19, lo que garantiza que la enfermedad no llegó hasta el navío.

'Para su remoción, la Anvisa exigió que los pasajeros usaran equipos de protección entre el navío y el aeropuerto, una medida destinada a protegerlos ya que hay transmisión comunitaria del COVID-19 en la ciudad de Río de Janeiro', admitió la agencia.

El navío Le Boreal, con 324 pasajeros, es esperado este mismo miércoles en el puerto de Río de Janeiro tras haber estado 10 días en alta mar sin haber podido atracar en ningún puerto.

El desembarque de sus pasajeros será autorizado a partir del jueves desde que se compruebe que ninguno está con COVID-19.

'Ese desembarque será autorizado en la medida en que los vuelos de regreso a casa estén disponibles. El desembarque se producirá con el tiempo necesario para que los pasajeros sean transportados hasta el aeropuerto y realicen los procedimientos de embarque. El transporte será directo entre el navío y el aeropuerto', aclaró la Anvisa.

Una vez concluida la evacuación y abastecidos de agua y alimentos, los dos navíos, con toda su tripulación a bordo, partirán juntas de regreso a Francia.

Una operación similar concluyó el domingo, cuando la empresa Silversea Cruises evacuó a 342 pasajeros del crucero Silver Shadow, que estuvo aislado por 10 días en el puerto brasileño de Recibe tras la confirmación de dos casos de COVID-19.

Un primer contingente, con 205 personas, fue evacuado el viernes en dos aeronaves que tuvieron como destino Londres y Sydney, ya que en su mayoría eran turistas europeos y australianos y neozelandeses.

El sábado el turno de la evacuación fue para los pasajeros latinoamericanos, entre los cuales cinco mexicanos, cuatro brasileños y dos uruguayos, así como para los canadienses. Y el domingo viajaron a su país los 104 estadounidenses que estaban en el crucero.

Brasil, el país latinoamericano más afectado por el coronavirus, había registrado hasta el lunes 46 muertes por COVID-19 y confirmado 2.201 casos de la enfermedad. EFE

20200325 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas