Exlíder del sindicato del automóvil de EEUU condenado a 28 meses de prisión

Washington, 10 jun (EFE).- Gary Jones, antiguo presidente del poderoso sindicato United Auto Workers (UAW), que representa a los trabajadores del sector del automóvil en Estados Unidos, fue condenado este jueves a 28 meses de prisión tras declararse culpable de corrupción y malversación de fondos.

En junio de 2020, Jones, de 63 años, se había declarado culpable de apropiarse de forma indebida de miles de dólares del sindicato.

Hoy, el juez Paul Borman de Detroit lo sentenció a 28 meses en una prisión federal tras la recomendación de los fiscales de una pena reducida porque la cooperación del exdirigente sindical permitió la condena de otros antiguos sindicalistas involucrados en la trama de corrupción.

Antes de que el juez Borman sentenciase a Jones, el expresidente de UAW se dirigió al tribunal con la voz temblorosa y afirmó que 'fallé a mi familia y a mi sindicato'.

Jones también dijo que confía que el sindicato se pueda recuperar del daño causado y que salga fortalecido como consecuencia de la investigación de las autoridades federales.

El mes pasado, el predecesor de Jones al frente de UAW entre 2014 y 2018, Dennis Williams, fue condenado a 21 meses de prisión también por malversación de fondos.

Y a finales de 2020, Joe Ashton, un alto funcionario de UAW encargado de negociar los contratos colectivos con General Motors (GM) además de miembro del consejo de dirección del fabricante de automóviles, fue condenado a 30 meses de prisión.

En total, quince antiguos líderes de UAW y ejecutivos del fabricante de automóviles Fiat Chrysler (FCA) han sido condenados por corrupción como parte de la investigación de las actividades del sindicato.

FCA también se ha declarado culpable de conspirar con UAW para establecer convenios colectivos que perjudicasen a sus rivales GM y Ford. La compañía, que ha aceptado pagar una multa de 30 millones de dólares, será sentenciada a finales de mes.

Saima Moshin, fiscal en funciones del distrito oriental de Michigan, señaló en un comunicado que el encarcelamiento de Jones y Williams, dos poderosos líderes sindicales, demuestra que 'nadie está por encima de la ley'.

Por su parte, UAW afirmó también en un comunicado que la sentencia de Jones pone punto final a 'un capítulo muy oscuro en la historia de UAW'.

'Estos graves delitos violaron su juramento a UAW y violaron la confianza de los responsables de manejar las sagradas aportaciones de nuestros afiliados así como los fondos de acción comunitaria', recalcó en la nota.

Según reconoció Jones, el dinero que robó de UAW fue utilizado para pagar su afición a golf, cigarros puros y bebidas alcohólicas de lujo. EFE

20210610 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas