La UE y EEUU exigen un alto el fuego en el norte de Etiopía ante la hambruna

Bruselas, 10 jun (EFE).- La Unión Europea y Estados Unidos urgieron este jueves a todas las partes en conflicto en la región de Tigray, en el norte de Etiopía, a acordar un alto el fuego inmediato para facilitar la ayuda humanitaria, ante la hambruna que padecen 350.000 habitantes en la zona.

'Recordamos la obligación de todas las partes en el conflicto de adherirse a la ley humanitaria internacional y ejercer su responsabilidad con todos los civiles, incluyendo a los trabajadores humanitarios', indicaron la UE y EEUU en un comunicado conjunto emitido el mismo día en que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas advirtió de la emergencia en esa región.

En la nota, firmada por la administradora de la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional, Samantha Power, y el jefe de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell, además de por los comisarios europeos de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, y de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen, piden que la protección de los civiles no esté condicionada a un alto el fuego.

'Llamamos a todas las partes en conflicto a permitir el acceso humanitario inmediato, sin impedimentos y seguro, a toda Tigray, para prevenir una hambruna a gran escala y la pérdida de vidas', enfatizaron.

Asimismo, pidieron a las autoridades etíopes y eritreas que garanticen la retirada de las fuerzas armadas eritreas de Etiopía de forma inmediata, en línea con sus compromisos previos.

Y solicitaron que la comunidad internacional acelere su apoyo a la región, inclusive por medio de financiación humanitaria, y que 'haga todo lo que esté en su poder para proteger las vidas, dignidad y sustento de la población civil de Tigray'.

Las 350.000 personas que padecen hambruna, el índice más elevado de inseguridad alimentaria del PMA, convierten a Etiopía en el país del mundo con más personas en esta situación, según el informe publicado hoy por el PMA y que ha sido suscrito también por la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Fondo para la Infancia (UNICEF).

El PMA alertó de que los alimentos que distribuyen en la zona para hacer frente a la emergencia alcanzan a 1,4 millones de personas, menos de la mitad de los afectados, y denunció que los grupos armados 'todavía bloquean' el acceso de ayuda humanitaria a la región.

Más del 60 % de la población, unos 5,5 millones de personas, afrontan altos niveles de inseguridad alimentaria en Tigray, región septentrional con frontera con Eritrea, y en las regiones vecinas de Amhara y Afar, de las que dos millones están en un nivel de emergencia de inseguridad alimentaria grave.

El conflicto en esta región fronteriza con Eritrea y Sudán estalló el 4 de noviembre pasado después de que el Gobierno central atacara al el Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT), que gobernaba la región, en represalia por una agresión de fuerzas tigriñas a una base militar federal en la zona.

Desde entonces, miles de civiles han muerto y más de dos millones de personas se han visto desplazadas de sus casas dentro de la región, mientras que al menos 75.000 han huido al vecino Sudán, según datos oficiales. EFE

rja/cat/si

(Más información de la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)

20210610 https://www.diariolibre.com

Temas

+ Leídas