¿Será profundo el cambio en la JCE?

Hay varios que quieren quedarse...

Lo han hablado, si no en el pleno, por lo menos en los pasillos. Como no discuten estrategia, tampoco unifican criterio ni tienen decisión de conjunto. Se trata de los actuales miembros de la Junta.

Es más, puede decirse que consenso no habrá, pues uno que otro se deshizo el moño. O el peinado, pues las damas lucen militantes y quisieran quedarse.

Una porque cuenta con el apoyo de siempre, marca de fábrica, y la otra cree que califica por independiente. Solo depende de su atrevimiento.

La tradición —o la costumbre— premia el empeño, y los dichosos repiten. Faltaría que ahora el cambio contagie y los eche a todos del solar.

Los suplentes también sacan cabeza y quisieran cambiar de condición, ascender a titular. Incluso, además de formación, tienen experiencia.

Como es el caso de Cuevas, quien cubrió la convalecencia de Henry, y se recuerda que el propio Mejía, primero suplente, y ahora titular.

La memoria institucional conviene preservarla, pues sin guía ni antecedentes cualquiera se pierde en los procesos eleccionarios.

Su falla sería de circunstancia: comparte bufete con un encumbrado abogado, y a veces la colindancia perjudica.

+ Leídas