Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Rutas
Rutas

Dominicanos utilizan nuevas rutas para tratar de entrar a suelo norteamericano

Accidente en Chiapas evidencia nuevo trayecto que se trazan los criollos para emigrar

Familiares expresan desesperación; otros buscan noticias de personas no reportadas

Hay dominicanos que utilizan la ruta migratoria por América del Sur y Central, con la esperanza de mejorar su calidad de vida y la de su familia cuando lleguen a Estados Unidos como destino final.

Este nuevo rumbo quedó evidenciado tras el accidente en el estado mexicano de Chiapas, cuando un camión con 160 migrantes se volcó. Al menos 55 personas murieron, incluidos tres ciudadanos dominicanos.

La embajada dominicana en México detalló en su comunicado número cinco que dos dominicanos permanecen en un hospital, en condición estable, uno fue dado de alta, mientras buscan a ocho que fueron reportados por parientes como probables involucrados en el accidente.

A la familia de Raynin Brito Figuereo, un joven de 30 años, la rodea la incertidumbre. Raynin es uno de los migrantes que se trasladaban en el camión. Sus parientes tienen la esperanza de verlo con vida.

“Que me den información, sea un mensaje una foto, lo que sea”, clamó Catalino Brito, el papá de Raynin, cuando asistió a la reunión realizada en la oficina municipal del diputado Julio Fulcar y luego en la Alcaldía de Baní, en la que también participaron representantes de la Cancillería dominicana.

Los dominicanos son el tercer grupo, en cuanto a cantidad, que aporta al creciente número de nacionales de países del Caribe que emigraron a América del Sur durante la última década, según recogió la Organización Internacional para la Migraciones (OIM) en su informe de octubre titulado Grandes movimientos de migrantes altamente vulnerables en las Américas provenientes del Caribe, Latinoamérica y otras regiones.

“Por ausencia de vías regulares para la mayoría de estos migrantes de otras regiones y caribeños, estos movimientos suelen darse de manera irregular”, explicó la OIM en el documento.

La travesía incluye arriesgarse a cruzar por el Tapón del Darién (en la frontera entre Panamá y Colombia), una de las rutas migratorias más peligrosas para quienes toman la decisión de migrar hacia el norte de América. El Gobierno de Panamá registró desde enero a noviembre de este año a 162 personas en tránsito irregular de nacionalidad dominicana por la frontera con Colombia.

Quienes cruzan la zona del Darien, advirtió la OIM en su informe, se arriesgan a exponerse a la actividad de grupos armados, tráfico ilícito de migrantes, trata de personas, acoso y maltrato físico y psicológico y violencia sexual, principalmente contra las mujeres.

Dolor de familiares

El pasado martes 7 de diciembre fue la última vez que Suleyka Báez habló con su hermano Edison Yunior Báez, quien le llamó por teléfono desde Panamá para decirle que partiría a Guatemala para seguir una ruta hacia México y de allí a Estados Unidos. El viaje lo realizaba con un grupo de inmigrantes que pretendía entrar al país norteamericano a bordo de un camión.

Dos días después, Yunior Báez estaba entre los fallecidos del accidente ocurrido el jueves 9 en Chiapas, México, donde un camión se volcó y causó 55 muertes y más de un centenar de heridos.

La joven Suleyka narró a Diario Libre que su hermano viajó el lunes 6 de diciembre a Panamá para emprender la travesía, que culminó en tragedia.

“De aquí fueron a Panamá y llegaron a las 10:00 de la noche en un vuelo normal, luego mi hermano llamó y dijo ‘ya vamos a cruzar para Guatemala’, eso fue el martes. Después de ahí más nunca volvimos a hablar con él”, sostuvo.

Dijo que durante la llamada le manifestó que estuviera tranquila que ya casi iban a pasar para el país centroamericano.

Yenny Martínez, madre del joven, manifestó que no era en el camión del accidente en el que él debía irse y que los metieron en ese vehículo donde iba hacinado.

La señora dijo que se enteraron de la tragedia el viernes pasado e hizo un llamado a los jóvenes para que no intenten hacer ese tipo de travesías.

“Que lo piensen bien, que no cojan por ahí, porque cuando se van para Puerto Rico... miren lo que hay, miren ahora. Mi hijo se fue dizque buscando una mejor solución y miren como murió mi hijo. Que no se vayan que se queden aquí, porque eso es duro, este es un dolor muy fuerte”, dijo la dama entre llantos.

La familia Báez reside en el sector Las 20 Casitas, ubicado al norte de Baní, Peravia, de donde provienen varias de las víctimas de la tragedia.

TEMAS -

Graduada de Comunicación Social mención Periodismo en la UASD. Tiene experiencia trabajando en periódicos impresos y digitales, también en la producción de programas radiales.

Licenciado en Comunicación Social mención Periodismo con un Máster en Gestión de la Comunicación Empresarial y más de 12 años en medios de comunicación